Lunes, 10 de Diciembre de 2018

            

Arranca el juicio contra el acusado de matar de un tiro a su pareja en la zona norte

También se enjuiciará al individuo de 37 años que le habría ayudado a encubrir los hechos para que pareciera que la fallecida había sido atacado

Lugar en el que fue encontrada la víctima | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada celebra desde este lunes el juicio con jurado popular contra el hombre de 38 años acusado de matar de un tiro a su compañera sentimental de 34 años, cuyo cuerpo sin vida apareció, a finales de noviembre de 2016, junto al portal de su casa en la zona norte de Granada capital.

También enjuiciará al individuo de 37 años que le habría ayudado a encubrir los hechos para que pareciera que la fallecida había sido atacada cuando salía a sacar la basura.

La Fiscalía ha pedido 16 años de prisión para el principal acusado, de iniciales S.R.A., al que se le atribuye la presunta comisión de un delito de homicidio, por el que se le piden 14 años, y otro de tenencia ilícita de armas, por el que se solicita la pena de dos años; mientras que al segundo acusado, de iniciales I.Q.P., se le considera el supuesto autor de un delito de encubrimiento.

Ambos están privados de libertad por esta causa desde el 30 de noviembre de 2016, según consta también en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press.

Los hechos, que serán juzgados por la Audiencia de Granada con la fórmula del jurado popular, se desencadenan el 28 de noviembre de 2016 cuando, en torno a las 21,20 horas, la víctima y el acusado principal se encontraban en el domicilio en el que convivían en la barriada de Almanjáyar de la zona norte de la capital granadina. Estando los dos solos, el hombre “sacó un arma corta de fuego del calibre 22, para cuya tenencia carecía de la correspondiente licencia y autorización administrativa”.

Conforme a lo que agrega el escrito de la Sección contra la Violencia sobre la Mujer de la Fiscalía de Granada, S.R.A., “en circunstancias que no han quedado acreditadas, pero siendo plenamente consciente de su acción, de forma intencionada, efectuó un disparo contra ella a corta distancia con dicha arma de fuego”. El proyectil penetró en la zona baja del abdomen, localizándose posteriormente en el intestino delgado de la mujer, que tenía tres hijos menores de edad de una anterior relación.

Acto seguido, “guiado por el deseo de eludir su responsabilidad” y estando aún ella con vida, llamó por teléfono al otro acusado para que fuera a la casa. Una vez allí, ambos convinieron bajarla a la calle “para hacer creer a los demás” que “había recibido un disparo por un desconocido mientras bajaba la basura al contenedor para, de esta forma, ocultar el crimen”.

El acusado principal, al que se le suma el agravante de parentesco por la relación “análoga a la conyugal” que mantenía con la víctima, llamó a su padre hasta en cinco ocasiones, pero no dio aviso a los servicios sanitarios hasta las 21,37 horas. La mujer fue trasladada posteriormente al Hospital Virgen de las Nieves de Granada, donde falleció a las 8,15 horas del día siguiente.

El informe forense que cita el fiscal apunta a que “la causa inmediata de la muerte fue shock hipovolémico” siendo la “fundamental” la “herida por arma de fuego derivada del disparo”.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada ha reservado para este juicio un total de cuatro jornadas, entre los próximos 25 y 28 de junio.

Concentración celebrada la semana pasada en recuerdo de la fallecida | Foto: E.P.

Recordada

Una concentración convocada por la Plataforma contra la Violencia de Género 25 de Noviembre, en la que participaron familiares de la víctima, pidió el pasado jueves “sensibilidad” y que se haga “justicia” con el caso de esta vecina.

En declaraciones a Europa Press, la presidenta de la asociación La Volaera, integrada en esta plataforma, María Martín, ha señalado que los familiares de esta mujer, algunos presentes en la concentración, están “desesperados” y esperan justicia, y ha recordado que pasaron meses hasta que el caso se reconoció como violencia machista. Ha habido, en este sentido, “desprotección” de los hijos menores que tenía, que han sido, ha agregado Martín, víctimas de “violencia institucional y económica”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.