Miércoles, 22 Marzo, 2017

Arqueólogos sondearán la posible fosa de Lorca en busca de restos óseos a mediados de noviembre

Será en una superficie de unos 300 metros cuadrados del conocido como Peñón del Colorado, entre la carretera que une Víznar con Alfacar, en un lugar en el que el mes de diciembre del pasado año el equipo liderado por el arqueólogo Javier Navarro, que también coordinará estos próximos trabajos



image_print

Un grupo de expertos de distintas universidades nacionales e internacionales llevará a cabo un sondeo arqueológico en la zona en la que se cree que puede encontrarse la fosa en la que está enterrado el poeta Federico García Lorca, en Alfacar, para analizar el subsuelo y comprobar la presencia o no de restos humanos en el terreno, trabajos que comenzarán el 17 de noviembre próximo, si las condiciones meteorológicas lo permiten.

Será en una superficie de unos 300 metros cuadrados del conocido como Peñón del Colorado, entre la carretera que une Víznar con Alfacar, en un lugar en el que el mes de diciembre del pasado año el equipo liderado por el arqueólogo Javier Navarro, que también coordinará estos próximos trabajos, ya localizó con georradar un camino coincidiendo con el antiguo cauce de un arroyo y dos anomalías en el terreno, una de ellas con profundidad suficiente para ser un enterramiento común, en el borde del mismo.

La ubicación de estas dos anomalías coincide con los testimonios recogidos en su día por el periodista Eduardo Molina Fajardo, que señalaban el posible enterramiento en un “pozo alargado” con un color de tierra gris, junto a un pequeño camino (el cauce del arroyo descubierto), hipótesis investigada además después por Miguel Caballero, autor del libro ‘Las 13 últimas horas en la vida de Federico García Lorca’.

Sin embargo, el director general de Memoria Democrática, Luis Naranjo, que ha presentado en rueda de prensa la intervención junto con el equipo coordinador de los trabajos técnicos, ha incidido en que el objetivo no es la búsqueda de los restos del poeta, sino la localización y delimitación de fosas de víctimas de la Guerra Civil, y que, como en cualquier otro caso, si se encuentran restos óseos se comunicará el hallazgo a un juzgado para que decida al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *