Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

Arellano reta a que se “copie” el “paso valiente” de Andalucía con la bonificación de matrículas

El consejero ha subrayado la excelencia en investigación de la Universidad de Granada (UGR) algo la convierte en un referente para el resto del sistema universitario andaluz

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha asegurado este sábado que Andalucía ha dado un paso “valiente” al implantar la bonificación de matrículas, y ha retado a que el resto de comunidades autónomas y en especial el Gobierno central “nos copien” y se logre la gratuidad de los estudios superiores.

Ramírez de Arellano ha intervenido en la inauguración del curso académico de la Universidad de Granada (UGR), un acto al que también ha acudido la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, según informa la Junta en una nota.

El consejero ha explicado que con la bonificación al 99 por ciento de los créditos aprobados en primera matrícula se ha “hecho realidad lo que en el ámbito universitario venía siendo un sueño, y es que los universitarios que cumplan puedan tener una matrícula virtualmente gratuita”.

Arellano ha recalcado que el Gobierno andaluz “cree firmemente” en la gratuidad de los estudios superiores, que considera como un servicio básico que ha de blindarse. Por tanto, ha advertido de que la bonificación es “una medida que ha venido para quedarse, es irreversible”. En este sentido, ha instado al Gobierno central y al resto de autonomías a “avanzar” en la dirección de los países más avanzados del entorno español, Francia, Alemania o Finlandia, donde las matrículas son gratuitas o simbólicas.

Además, se ha mostrado convencido de que “los jóvenes y el conjunto de la sociedad van a apreciar la bonificación de matrícula y lo que supone” esta medida, que están poniendo en marcha las universidades dentro de su proceso de matriculación. A este respecto, ha recordado que la Junta de Andalucía compensará a las instituciones docentes por la pérdida de ingresos, por lo que “no supondrá coste alguno para las universidades”.

Según incide la Junta, la bonificación al 99 por ciento de los créditos aprobados en primera matrícula se suma a otras medidas con las que Andalucía apuesta por eliminar cualquier traba económica para el acceso de los estudiantes a la educación superior, como tener los precios más bajos en las matrículas universitarias, ser la única comunidad autónoma donde no hay diferencias en los precios de los grados o haber igualado a la baja los precios de los másteres habilitantes y no habilitantes. Además, el consejero ha recordado que existen planes de apoyo a los estudiantes, con medidas como las ayudas complementarias a las becas Erasmus o incentivos para los estudiantes con rentas más bajas para la cualificación en idiomas.

El consejero, que ha recordado que “sin estudiantes no hay universidad”, ha lamentado que éstos hayan vivido una “época de enormes dificultades, por cómo el Gobierno trata el sistema de becas” o por cuestiones como la Selectividad, que estuvo a punto de cambiar por completo. En este sentido ha valorado el “liderazgo” de las universidades andaluzas, respaldadas por la Junta de Andalucía, a la hora de impedir la modificación de la prueba de acceso y lograr que se mantuviera en unas condiciones muy similares a las de cursos anteriores, con un proceso que garantiza la libre elección de universidad por parte de los estudiantes a través de un proceso anónimo y acreditado.

CONSOLIDACIÓN Y CERTIDUMBRE

Por otra parte, el consejero ha asegurado que el objetivo de la Junta de Andalucía en este curso académico 2017/18 es el de “consolidar el trabajo que llevamos avanzando desde el inicio de la legislatura, para la recuperación de la normalidad y la certidumbre” anuladas durante los años de “durísima recesión” con el fin de que las universidades se centren “en lo que quiere la sociedad de ellas, una excelencia incluyente, que sean un factor fundamental para el desarrollo económico y el impulso social”.

En este sentido, ha señalado que la Junta trabaja con las universidades en el nuevo modelo de financiación de las universidades que les dé certidumbre y el cual debe descansar sobre tres elementos: una estructura presupuestaria acorde con la ley de universidades de 2011, algo que se ha logrado este año 2017, alcanzar el consenso en el reparto de fondos entre las universidades, un aspecto en el que se espera alcanzar un consenso con la comunidad universitaria durante este curso académico y también en una evolución plurianual del gasto con el fin de acercar el nivel de inversión al de los países europeos (1,3% del PIB).

“La educación superior es para el Gobierno andaluz un servicio público fundamental que ha de estar entre las áreas que el sistema de financiación autonómica garantice. Y en la medida en que lo haya podremos acordar una financiación plurianual”, ha asegurado el consejero.

También ha puesto de relevancia la necesidad de impulsar la investigación tras los años de recesión. En este sentido, la Junta de Andalucía ha puesto en marcha el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (Paidi), además de cerrar cuestiones burocráticas relacionadas con los planes precedentes. Este programa ha permitido activar 460 millones de euros en 2017, 50 de ellos en el Área de las universidades. Ramírez de Arellano ha asegurado que en los próximos meses se sacarán diversas convocatorias dirigidas a las universidades.

Por lo que respecta a los empleados públicos universitarios, ha asegurado que las medidas de austeridad impuestas desde el Gobierno central han generado situaciones “muy perjudiciales”, con bajas tasas de reposición de personal y problemas asociados a la dedicación y acreditación del profesorado, entre otros. El consejero se ha mostrado confiado en que se está entrando en una etapa en la que se puedan ir recuperando estos derechos.

UGR, MODELO A IMITAR

El consejero ha subrayado la excelencia en investigación de la Universidad de Granada (UGR), que está entre las mejores del mundo en el Ránking de Shangai, algo que a su juicio la convierte en un referente para el resto del sistema universitario andaluz.

Ramírez de Arellano considera que la UGR ha logrado trazar y seguir una “ruta de excelencia, sostenida durante años” basados en planes de reconocimiento internacional “modélicos” que la ha llevado a ese puesto junto con los planes propios de investigación y otros elementos que hacen de ella un modelo a seguir”. “Debemos hacer un esfuerzo para que todo del sistema universitario andaluz se le pareciera”, ha aseverado.

El consejero ha señalado que a través de los “años y con esfuerzo” la UGR ha trabajado para realizar sus investigaciones en colaboración con equipos internacionales, que con el tiempo la han convertido en un referente en el campo de la I+D+i universitaria.

Por otra parte, Ramírez de Arellano también ha subrayado la importancia de la puesta en marcha del metro de Granada, que considera que, al igual que la Universidad de Granada, es un factor clave para el desarrollo económico de la provincia, dado que “las infraestructuras soportan junto a los recursos humanos la competitividad” de un territorio.

El titular andaluz de Economía, que ha calificado como una “excelente noticia” la puesta en marcha del suburbano, ha señalado que éste tendrá una enorme repercusión para la movilidad de los 540.000 estudiantes de la universidad y sus empleados. Y, por su parte, la institución docente de educación superior es esencial a la hora de formar profesionales cualificados, transferir conocimiento surgido de su I+D+i a las empresas y de retener el talento, incorporando a alumnos con capacidades a su estructura.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *