Miércoles, 21 de Noviembre de 2018

            

Arcuri eleva una queja a la Universidad de Granada por unas jornadas sobre el caso de Juana Rivas

Desde la institución han señalado que "no toman partido por ninguna de las partes" implicadas en este proceso

Francesco Arcuri | Foto: Archivo
E.P.


image_print

La defensa del italiano Francesco Arcuri ha elevado una queja formal a la Universidad de Granada por la celebración este martes de unas jornadas en las que se analiza el caso de Juana Rivas y la protección de los hijos víctimas de violencia de género y ha pedido que se deje de utilizar a ambos como “paradigmas, en uno y otro lado, de la violencia de género en España”.

En las jornadas participan varios miembros de la comunidad universitaria, como el director de la Unidad de Igualdad y profesor del Departamento de Medicina Legal, Miguel Lorente, así como la asesora jurídica del Centro de la Mujer de Maracena (Granada), Francisca Granados, entre otros.

En el escrito remitido este martes a la rectora de la UGR, al que ha tenido acceso Europa Press, la defensa de Arcuri recuerda que Rivas ha sido condenada a cinco años de prisión por sustracción de sus dos hijos menores, que su cliente tiene la guarda y custodia provisional de los niños y que ha sido propuesto por el equipo pericial italiano para que se haga firme la custodia a favor del padre.

La defensa de Arcuri mantiene que “Rivas y todo el elenco de personas que la rodean, todas y cada una de ellas, con unos intereses muy definidos, no pueden ser excusa, por sí solos para que la UGR mancille su prestigio acogiendo, no solo habilitando un espacio, sino permitiendo que varios participantes lo hagan como miembros de la comunidad docente de la misma, para seguir denostando a la Justicia”, a su cliente y a sus hijos.

Opina que estas actuaciones “quieren dar una apariencia de legalidad a actos delictivos” y además “pretenden atacar la independencia judicial, creando juicios populares paralelos, a las que entidades de prestigio como la Universidad de Granada no debe prestarse”.

Por todo ello, la defensa de Arcuri eleva queja formal sobre la jornada ‘La protección de los hijos e hijas víctimas de violencia de género: el caso Juana Rivas’, que está acogiendo la UGR, rogando que haga “comunicación pública al efecto de no compartir lo que en dicho foro se haya podido manifestar y a la par reprobar a lo ponentes que usaran su habilitación docente en la UGR”.

Contestación de la UGR

La Universidad de Granada ha señalado que las jornadas en las que se está analizando este martes el caso de Juana Rivas son “meramente una actividad académica” y que la institución “no toma partido por ninguna de las partes” implicadas en este proceso “ni se hace responsable de las opiniones” que se realicen durante el acto.

Un portavoz de la UGR ha señalado a Europa Press que la institución se ha limitado a “acoger físicamente” esta actividad “de carácter técnico” en la que se está debatiendo acerca de la protección de los niños de las víctimas de la violencia de género.

Esta aclaración se produce después de que la defensa de Francesco Arcuri, la expareja de Juana Rivas, haya elevado una queja formal a la Universidad por estas jornadas, pidiendo que se les deje de usar a ambos como “paradigmas, en uno y otro lado, de la violencia de género en España”.

Desde la institución insisten en que estas jornadas, tituladas ‘La protección de los hijos e hijas víctimas de violencia de género: el caso Juana Rivas’, son un acto académico que se ha celebrado en la Facultad de Relaciones Laborales y Recursos Humanos y que la institución “solo acoge físicamente”, sin “hacerse responsable de las declaraciones y opiniones que se viertan” y “sin tomar partido” en un proceso que está siendo valorado por la Justicia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.