Lunes, 19 de Noviembre de 2018

            

Archivado el caso por intoxicación de una bebé con cannabis ante el “descuido ocasional” de la madre

"Las versiones de los padres" se constatan como "convincentes" en torno a este suceso que ocurrió "muy probablemente" por tomar la menor "algún resto de sustancia estupefaciente del suelo"

Juzgados de Granada | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

El Juzgado de Instrucción 1 de Granada ha archivado la investigación por la intoxicación de una bebé en la capital granadina por cannabis, que ocurrió en un parque público ante un “descuido ocasional” de la madre, en una conducta en la que, al igual que en la del padre, no se ha encontrado ningún indicio de delito.

Los hechos, ocurridos el pasado 8 de agosto, conllevaron una intoxicación por cannabis de la niña, que ahora tiene 15 meses, que se da por probada según los datos analíticos y del médico forense, si bien la conducta de la madre no puede conllevar para el juez “reproche penal”, según indica en el auto de sobreseimiento provisional, al que ha tenido acceso Europa Press.

Además, “las versiones de los padres” se constatan como “convincentes” en torno a este suceso que ocurrió “muy probablemente” por tomar la menor “algún resto de sustancia estupefaciente del suelo” en un parque público, cuando la madre de la menor, tal como declaró, “fue en busca de su otra hija”, que “se había alejado ligeramente”.

A la vuelta, “comprobó con angustia cómo su hija se desvanecía por momentos, dando aviso inmediatamente al padre”, y dirigiéndose al “centro hospitalario más próximo”, donde, según ha quedado igualmente justificado, refirió que la niña había tomado “algo” del suelo llevándoselo a la boca.

El juez, según hace constar en el auto, contra el que cabe recurso, no ha apreciado, en este sentido, “nada que haga indicar que fue otra la realidad de lo ocurrido, apreciando que no hay dato alguno que indique deseo de ocultación por parte de los padres de la niña, valorando en igual sentido la colaboración de ambos con la Policía” Nacional, cuyos agentes se personaron en el domicilio familiar, comprobando que “no había nada anormal o indicativo de un posible consumo de sustancias en la vivienda familiar”.

“El propio padre reconoció ante la Policía que consumía en el balcón de la vivienda, de vez en cuando, algún porro, pero negó que el consumo lo hiciera en ningún caso delante de su hija”, ha especificado.

El informe remitido por la Policía Nacional el pasado mes de agosto al juez, ya apuntaba a que, en principio, no había indicios de conducta delictiva en los padres, según informaron a Europa Press fuentes policiales.

Tras observar que se encontraba mal, los padres de la niña, de un año, la llevaron a que fuera atendida en el Hospital Materno Infantil de Granada, donde los sanitarios observaron que podía haberse producido esta intoxicación.

La Policía Nacional tomó declaración a los padres de la niña, y, considerando las conclusiones del informe de Salud al respecto, remitieron al juzgado su investigación sobre el caso.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.