Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Aquilino Alonso destaca que el hospital del Campus supondrá la consolidación de la marca ‘Granada Salud’

El consejero de Salud ha puesto en valor que el gran Parque Tecnológico de la Salud “configura un nuevo escenario que amplía las posibilidades del Sistema Sanitario Público en Granada"

El consejero de Salud, Aquilino Alonso, junto al gerente complejo hospitalario de Granada, Manuel Bayona y la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio | Autor: GD
Gabinete


image_print

El consejero de Salud, Aquilino Alonso, ha destacado que el hospital del Campus de la Salud supondrá la consolidación definitiva de la marca ‘Granada Salud’ y su internacionalización en el contexto de otras biorregiones y países del entorno. Así lo ha puesto en valor el consejero de Salud, Aquilino Alonso, durante su participación en un foro celebrado en la Cámara de Comercio de Granada. Allí el consejero de Salud  ha reflexionado sobre los retos en este campo a los que se enfrenta Andalucía y que requieren de “una forma de trabajar innovadora”, en palabras del titular.

Así, durante su intervención, ha puesto en valor que el gran Parque Tecnológico de la Salud “configura un nuevo escenario que amplía las posibilidades del Sistema Sanitario Público en Granada, no sólo en términos de calidad de la atención y renovación tecnológica, sino en generación de conocimiento e innovación”.

‘GRANADA SALUD’

En este sentido, el consejero ha definido el PTS como un espacio de referencia para la transformación del conocimiento en desarrollo económico y social, que está contribuyendo a consolidar el papel de Granada y de Andalucía en I+i en Salud en el Sur de Europa.

Asimismo, ha resaltado que las sinergias generadas entre los centros hospitalarios públicos de Granada han contribuido a mejorar la oferta de servicios, recursos y tecnología, y a garantizar una mayor calidad y eficiencia en la atención; al tiempo que han mejorado su posicionamiento científico e innovador.

Respecto a la actividad investigadora, el consejero ha subrayado que el complejo hospitalario de Granada se sitúa en segundo lugar de Andalucía en proyectos financiados (10) y patentes registradas (117) y que en 2015 tramitó 39 solicitudes para la realización de ensayos clínicos en Andalucía, la mayoría multicéntricos, y 59 para estudios observacionales; además, participa en cuatro ensayos clínicos multicéntricos en terapias avanzadas.

En Granada también se ubica el Banco Andaluz de Células Madre, la primera estructura creada específicamente para la investigación con células madre en nuestro país. Además, la Escuela Andaluza de Salud Pública aloja dos proyectos de importante valor, como son el Registro de Cáncer de Granada, puesto en marcha en 1985, y el OPIMEC, una herramienta 2.0 para la formación extensiva y el intercambio de conocimiento en materia de enfermedades crónicas, en la que participan más de 1.350 profesionales de 30 países.

Al mismo tiempo, la I + i está contribuyendo a movilizar el tejido productivo generando riqueza y empleo. El esfuerzo de excelencia científica desarrollado en los centros públicos ha permitido crear 14 nuevas empresas (spin-off) en Granada, de las cuales 2 son empresas TIC, 5 son empresas de nuevos compuestos biosanitarios y 7 de Servicios de I+D. Además, distintos laboratorios como MSD, Pfizer, Rovi, Celgene o Roche están desarrollando líneas de investigación en Salud en los Parques Tecnológicos de Andalucía, con amplia representación en el PTS de Granada.

RETO: ATENCIÓN A LA CRONICIDAD

El consejero de Salud ha centrado gran parte de su intervención en la cronicidad y su atención, que “sigue siendo uno de los grandes retos a los que se enfrenta la atención sanitaria en todos los países del entorno occidental”, ha reiterado el titular del ramo.

Las enfermedades crónicas afectan en Andalucía a una de cada dos personas adultas, cifra que alcanza a 9 de cada 10 en personas mayores de 75 años; por tanto, se trata de un reto importante que “precisa del compromiso responsable de numerosos agentes y sectores sociales, que incluya a los gobiernos, la sociedad civil, las empresas los sistemas de ciencia y conocimiento”.

Aquilino Alonso ha resaltado que Andalucía viene trabajando en este ámbito hace más de una década desde la premisa de que este reto requiere garantizar una sanidad pública y universal, de acceso gratuito, que trabaje en coordinación y conjuntamente con un Sistema Público de Servicios Sociales fuerte y sobre valores compartidos de universalidad y equidad.

En este contexto, el responsable de la sanidad andaluza ha recordado que en la actualidad la comunidad autónoma está tramitando dos proyectos legislativos dirigidos precisamente a blindar los valores de ambos sistemas y reforzar así su capacidad para la cooperación mutua.

Se trata de la Ley de Garantías y Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía y la Ley de Servicios Sociales de Andalucía. Ambas normas, ya aprobadas en Consejo de Gobierno, dan continuidad y respaldo a las medidas que se vienen desarrollando durante las últimas décadas, que han fortalecido los valores de la sanidad pública. Asimismo, se orientan a avanzar en calidad y eficiencia, a potenciar la investigación para generar retornos, a mejorar la gestión para obtener mejores resultados con los recursos disponibles, y refuerzan la capacidad frente a los factores que están ocasionando el crecimiento sostenido de las enfermedades crónicas.

El consejero también se ha referido al compromiso de aprobar durante esta legislatura otra Ley que aborde la problemática relacionada con la alimentación inadecuada y el sedentarismo, por su impacto en el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y las musculoesqueléticas, todo ello relacionado con la cronicidad.

En este marco se desarrolla en Andalucía el Plan de Atención Integral a personas con Enfermedades Crónicas, que propone un modelo de atención compartida entre Atención Primaria y Hospitalaria, que permite garantizar una respuesta integral, coherente y longitudinal, fortalecer las medidas de prevención y promoción de la salud; e intervenir en los determinantes sociales y las condiciones de vida que ocasionan la mayoría de los problemas crónicos de salud.

En este ámbito, otra línea de trabajo es la que se dirige empoderar y capacitar a las personas a través de grupos socieducativos en Atención Primaria, o intervenciones como la Estrategia Al Lado o la Escuela de Pacientes que permiten el aprendizaje, la toma de decisiones y la gestión de la propia salud gracias a la relación entre iguales.

Otra clave del éxito en el abordaje a la cronicidad es el uso adecuado de los medicamentos, que deben garantizar su calidad, su seguridad y su accesibilidad a toda la población. Hay que tener en cuenta que, sólo en Andalucía, casi 500.000 personas consumen más de cinco medicamentos de manera crónica, con un riesgo elevado de uso inadecuado.

En este sentido, Aquilino Alonso ha manifestado que se va a intensificar las políticas de uso racional del medicamento, de vigilancia e intervención sobre los efectos adversos, así como las medidas de gestión para mejorar la eficacia y la eficiencia.

Así, por ejemplo, desde 2011 se ha comenzado a trabajar una línea de revisión de pacientes con potenciales problemas de prescripción, que ha logrado reducir estos problemas en un 47% de media anual, gracias a que el 98% de estas prescripciones se realiza mediante receta electrónica.

Junto a ello, se seguirá la dilatada senda en compras centralizadas y en la selección de medicamentos que ha contribuido a generar ahorros a las arcas sanitarias, sin limitar el acceso ni la calidad.

Por otra parte, la reciente regulación de la prestación farmacéutica en los centros residenciales andaluces -cerca de 47.000 plazas y una partida anual de gasto de más de 100 millones de euros- garantizan la calidad y la seguridad de esta prestación, de manera homogénea a todo el Sistema Sanitario, y aumentan la eficiencia

El consejero ha manifestado que el abordaje de la cronicidad también plantea un reto en lo que se refiere a la incorporación de las novedades terapéuticas, una práctica “que debe realizarse sobre la base de la evidencia científica y con carácter de equidad, que evite situaciones como las que produjeron con los nuevos tratamientos para el virus de la hepatitis C, y que se sustenten en el trabajo conjunto de pacientes, profesionales, sistema sanitario, universidad y empresa”.

CORRESPONSABILIDAD

El consejero ha señalado que otro de los retos a los que se enfrenta el sistema sanitario público es el de “caminar hacia un modelo de gobernanza que garantice la participación efectiva de profesionales y ciudadanía para alcanzar una verdadera corresponsabilidad, un elemento imprescindible para avanzar en calidad y sostenibilidad a largo plazo”.

En este contexto, Aquilino Alonso se ha referido a que en Andalucía este modelo se sustenta en la gestión clínica que, sobre la base de la implicación de los profesionales, está orientada a la mejora de los resultados clínicos y en salud, y refuerza la participación y la autonomía profesional así como la implicación de la ciudadanía organizada.

En esta línea, ha destacado que también se plantea como reto activar políticas que permitan la recuperación de los derechos de los profesionales que se vieron afectados por las crisis, como se está haciendo con el compromiso de convocar anualmente Ofertas de Empleo Público, dentro de las limitaciones de cobertura impuestas por el gobierno central, con el fin de dar mayor estabilidad a las plantillas.

Los cuidados se configuran como otro gran reto del sistema, y recientemente se ha actualizado la Estrategia de Cuidados de Andalucía – Picuida-, que tiene como uno de sus ejes prioritarios la atención a la cronicidad.

En este ámbito, ha sido importante el desarrollo de la Enfermería de Práctica Avanzada, con proyectos como la regulación de la prescripción enfermera – que ha contribuido a incrementar la autonomía y la capacidad de resolución de estos profesionales dentro del equipo sanitario- la telecontinuidad de cuidados en pacientes frágiles o la gestión de casos.

Aquilino Alonso ha reiterado que Andalucía “no va a dar un paso atrás en una de las competencias más debatidas en los últimos meses”, como es la prescripción enfermera. Desde su puesta en marcha en Andalucía en 2009, se han generado cada año más de tres millones de órdenes enfermeras, “un avance en la sanidad pública que ha permitido ganar en calidad, seguridad y eficiencia en la gestión de la demanda asistencial en procesos crónicos

INVESTIGACIÓN I+i

El consejero de Salud ha expuesto como otro de los grandes retos el avance de la medicina personalizada, campo en el “que actualmente Andalucía se encuentra en proceso de evaluación y de redefinición de planes y estrategias, como es el nuevo Plan de Genética Clínica y Medicina Genómica que se encuentra en fase de elaboración.

Aquilino Alonso ha recordado la apuesta andaluza por invertir en I+i biosanitarias, con la que ya se han obtenido buenos resultados y se ha movilizado el tejido productivo andaluz.

En el nivel autonómico, el consejero ha ofrecido algunas cifras de investigación, especialmente centradas en la atención a la cronicidad, ámbito en el que se han emprendido desde 2013 más de 200 proyectos y cerca de 500 ensayos clínicos en el conjunto del Sistema Sanitario Público de Andalucía, para aumentar el conocimiento de la diabetes, la esclerosis o el ictus. En el ámbito del cáncer, existen en Andalucía 61 grupos de investigación, que han generado 35 patentes sobre biomarcadores oncológicos en los últimos tres años.

Por otra parte, de la mano de la Iniciativa Andaluza de Terapias Avanzadas, se estudian nuevas posibilidades en terapia celular e ingeniería de tejidos y se han realizado 24 ensayos clínicos para el tratamiento de problemas crónicos graves, como el pie diabético, el infarto agudo de miocardio, la cardiopatía isquémica crónica, la miocardiopatía dilatada idiopática o las lesiones graves de la córnea.

El consejero ha resaltado la colaboración entre el Sistema Sanitario Público, el tejido empresarial y las universidades andaluzas, lo cual ha permitido conformar una potente infraestructura de apoyo a la investigación de excelencia en los centros sanitarios públicos, presente en todas las provincias. Esta estructura se concreta en Andalucía en cuatro institutos y seis fundaciones gestoras, entre las que se incluyen el Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada (IBS) y la Fundación Pública Andaluza para la Investigación Biosanitaria de Andalucía Oriental (FIBAO).

Asimismo, esta colaboración da soporte a los centros de referencia de la Iniciativa Andaluza de Terapias Avanzadas, como es el caso de los centros ubicados en Granada, Genyo, la Fundación Medina o el laboratorio del CMAT donde se desarrolla el Máster Internacional de fabricación de medicamentos en Terapias Avanzadas, así como del resto de centros, Cabimer, en Sevilla; Bionand, en Málaga o el Laboratorio especializado en reprogramación celular Larcel, en Michigan, entre otros.

El consejero ha ejemplificado con el sistema de telepatología, un sistema de digitalización de imágenes de anatomía patológica, que permite el diagnóstico remoto, que se pondrá en marcha de forma pionera en nuestro país, y que sólo se encuentra disponible en cinco hospitales del mundo.

TICS

En cuanto a las nuevas tecnologías, el consejero ha recordado que las personas mantienen contacto con los servicios sanitarios solo un 2% de su tiempo de vida, pero ocupan el 98% en actividades ajenas a la sanidad que son determinantes para su salud y la efectividad de los tratamientos.

En este sentido, Aquilino Alonso ha puesto en valor que la extensión de las TIC en el Sistema Sanitario Público de Andalucía está permitiendo facilitar la comunicación entre profesionales y con las familias, evitar desplazamientos innecesarios a los pacientes, agilizar los procedimientos y fortalecer las capacidades para la gestión de la propia salud.

Por ello, ha resaltado la importancia de aprovechar en la actualidad las ventajas de los dispositivos móviles y su configuración para la comunicación de voz, datos e imagen. En esta línea, ha recordado las aplicaciones móviles gratuitas puestas en marcha por el sistema sanitario público, como Salud Responde -para la petición y recordatorio de citas médicas- Recuerdamed –dirigida a que los pacientes y cuidadores tengan un buen control de los tratamientos prescritos- o Pregunta por Tu Salud –encaminada a facilitar al paciente la preparación anticipada de la consulta al médico.

Asimismo, ha mencionado que, sobre la base de la historia de salud digital, se han desarrollado aplicativos como Clic Salud, que facilita el acceso de la población a la historia clínica y que ahora avanza como instrumento de comunicación, y se está configurando un enorme conjunto de información (Big Data), de incalculable valor para la investigación de vanguardia basada en datos muy precisos.

En los últimos años, Andalucía ha liderado proyectos europeos como ATLANTIC, CASA Y PALANTE, tres ejemplos de las nuevas tendencias que se van incorporando en TICs; y en los próximos meses, se facilitarán programas para la gestión domiciliaria de la diabetes y la hipertensión, ampliando la integración de los dispositivos de automedida a toda la población.

La gestión de las tecnologías en el Sistema Sanitario Público de Andalucía ha contribuido a que la comunidad autónoma haya sido designada región de referencia en e-Health y Envejecimiento Activo para la Unión Europea.

Finalmente, el consejero de Salud ha concluido que los nuevos retos en Salud suponen un “cambio cultural que necesita de una nueva forma de hacer, más personalizada, más profesionalizada, más participativa y con metodologías innovadoras”.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *