Viernes, 20 Julio, 2018

            

Aquiles versus Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo | Foto: Archivo GD
Carmen Salinas | @MenMarias


image_print

Cada uno es protagonista de su propia historia, de ahí la importancia que nos damos. Vivimos veinticuatro horas al día, trescientos sesenta y cinco días al año con nosotros mismos y claro, ¿cómo no vamos a sentirnos el personaje principal de la película? Sin embargo, esto se acaba. Y es que ¿quién recuerda el nombre de su tatarabuelo? ¿Quién conoce la historia de amor que vivió, la increíble aventura en la que según él se vio inmerso, sus sueños, su talento secreto? Nadie, prácticamente nadie. Solemos recordar, a lo sumo, las dos generaciones que nos preceden, pero poco más. El tiempo pasa –la escoba– y barre la mayoría de las vidas. Sin embargo, hay personas que no están dispuestas a esto y quieren ser recordadas por siempre. Y aquí nuestros protagonistas de hoy: el futbolista Cristiano Ronaldo y el guerrero Aquiles.

El deportista más famoso de la actualidad y el héroe de la Guerra de Troya comparten hermosas semejanzas, la principal, la búsqueda de la inmortalidad, la negativa a ser barridos por la historia. Y en esta cacería intervienen los dos grandes antagonistas, los que no están dispuestos a que sus guerreros se lleven la gloria que sobrevivirá a los años: el rey Agamenón y el presidente de las tropas, perdón, el presidente del club de fútbol Florentino Pérez.
Homero, en la maravillosa Ilíada, relata como Paris, príncipe troyano, sedujo a la griega Helena, la mujer más bella del mundo, con ayuda de Afrodita, y la convirtió en su esposa arrebatándosela a Menelao. Por ello, los príncipes y reyes de Grecia han de recuperarla dando lugar a la famosa Guerra de Troya. El rey Agamenón fue elegido comandante en jefe para acaudillar a los griegos, y en su ejército se encontraba Aquiles, el guerrero supremo de la época. Son pues los dos hombres más poderosos y esto les lleva a una constante batalla para demostrar la superioridad del uno sobre el otro. La obsesión de Aquiles es sobrevivir a la historia, él lucha para ser recordado. Cristiano Ronaldo lo ha dejado claro en numerosas ocasiones: también quiere ser recordado, quiere ser el mejor futbolista de la historia. Incluso pregunta qué hay de malo en ello.

Ambos soldados, además, se consideran el elemento básico de su tropa/equipo: dice Cristiano que su futbolista favorito es él, que está escribiendo su página en la historia y que a su equipo le da un nueve y a él mismo un diez. Cuando el príncipe Héctor comenta con Aquiles que después de mil años no quedará ni el polvo de sus huesos él contesta que quedará su nombre, y cuando Agamenón, su rey, le exige respeto, Aquiles contesta que en esta Guerra él no es más que un siervo.

Este es otro de los elementos que convergen en ambos, como decía: la constante lucha contra sus superiores. Por todos es conocido el desprecio que Florentino Pérez ha mostrado en numerosas ocasiones hacia su guerrero, perdón, jugador: cuando Cristiano ganaba su cuarto Balón de Oro, su presidente aprovechaba para tentar a Neymar con una oferta expresando que en el Real Madrid él tendría más facilidad para ganarlo, es decir, proponía claramente al sucesor de Cristiano, y se me ocurren pocos asuntos como este que pudiesen herir tanto el orgullo del luso. Además de esto, el futbolista ha manifestado en numerosas ocasiones cuánto le molesta la falta de reconocimiento por parte de su presidente de que esta es la «era del Madrid de Cristiano». Durante la Guerra de Troya Aquiles sufre igualmente numerosos desprecios por parte de su rey, tanto que Agamenón llega a arrebatarle a la joven esclava Briseida. En este caso, no obstante, el rey se vio obligado a suplicar perdón, asunto en el que aún no ha tenido que verse involucrado Florentino Pérez. ¿De momento?

Ambos personajes son sumamente vanidosos. Dice Cristiano que le envidan porque es rico, guapo y famoso. El guerrero Aquiles llega a afirmar que no va a dar muerte a nadie sin que haya testigos que contemplen su victoria y la derrota del asesinado. Pero ambos personajes son sumamente valiosos, y sus reyes lo saben. Sus reyes los necesitan. Cristiano Ronaldo ya es el máximo goleador de la historia del Real Madrid y Aquiles resultó considerado el más veloz de los hombres.

Para ser justos, este último realizó su mayor anhelo, y es que con más o menos exactitud, todos sabemos quién es Aquiles, sin embargo, el nombre de Agamenón es desconocido para aquellos que no han leído con atención a Homero. ¿Lo conseguirá Cristiano Ronaldo? ¿El recordado será él o Florentino?

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Me ha encantado su novela Pukata. Tengo pensado hacerme pronto con El alma de las flores. Felicidades. Se merece todos los premios que está recibiendo y los que aún le quedan por recibir.
    Saludos.
    Silvia.