Martes, 24 enero, 2017

Aprobada en Europa la mejora de condiciones de entrada y residencia de estudiantes e investigadores extranjeros

Las nuevas normas garantizan que estudiantes e investigadores puedan permanecer al menos durante nueve meses en la Unión Europea

Estudiantes | Autor: E.P
E.P


image_print

El pleno de la Eurocámara ha dado luz verde a las nuevas normas comunitarias que armonizan y mejoran las condiciones de entrada y residencia de estudiantes e investigadores extranjeros de terceros países en la Unión Europea con el objetivo de atraer a una fuerza altamente cualificada.

Las nuevas normas garantizan que estudiantes e investigadores puedan permanecer al menos durante nueve meses en la Unión Europea tras terminar sus estudios o programa de investigación a fin de buscar un trabajo o facilitarse que creen su propio negocio a fin de capitalizar sus cualificaciones y capacidades en Europa.

También se facilitarán sus desplazamientos dentro de la Unión Europea durante su estancia. Así, las nuevas normas contemplan que ya no requieran solicitar un nuevo visado para poder quedarse sino que bastará con que notifiquen al Estado miembro al que se han trasladado, por ejemplo que participarán en un programa de intercambio de seis meses.

Los investigadores también podrán desplazarse durante periodos más largos que los actuales por toda la UE y, asimismo, tendrán derecho en virtud de la nueva normativa a traerse a sus familiares con ellos a Europa y éstos tendrán derecho a trabajar durante su estancia.

Los estudiantes de terceros países tendrán derecho a trabajar en Europa durante su estancia durante al menos 15 horas semanales.

Las nuevas normas no sólo facilitan que nacionales de terceros países puedan venir estudiar o hacer investigaciones en los centros universitarios europeos sino que también mejoran y armonizan las condiciones para los becarios extranjeros y los voluntarios en el marco del Esquema del Voluntariado Europeo y, de forma opcional, también para alumnos escolares, au pair y otros voluntarios.

Los Estados miembros tendrán un plazo de dos años para incorporar a su ordenamiento jurídico las nuevas normas, que entrarán en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la UE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *