Viernes, 24 Marzo, 2017

Aprender a frenar los pensamientos negativos ayuda a encontrarse mejor con uno mismo y a tomar mejores decisiones

Una solución para frenar esta negatividad es la técnica de la frase raqueta, "repetir y repetir" algo positivo

Be Positive | Foto: Pixabay/E.P.
E.P.


image_print

Unos 60.000 pensamientos suceden cada día en la mente de las personas, de lo cuales muchos son negativos y que, si no se es capaz de frenarlos, pueden amargar el día e incitar a tomar decisiones incorrectas, tal y como se desprende del libro ‘Medicina Emocional‘ de la doctora Marisa Navarro.

Y es que, el cuerpo y la mente están conectados, ya que el primero reacciona ante todo lo que le ocurre al segundo, por lo que los pensamientos que se tienen son los responsables del estado anímico y físico de la persona.

“Si queremos encontrarnos bien, lo primero que se debe hacer es estar atentos a nuestros pensamientos negativos para poder frenarlos y tomar conciencia de la gravedad de sufrir ese tipo de pensamientos constantemente, teniendo en cuenta que estos no suelen venir solos, y que al primero de ellos se le van sumando otros, con los que solemos autofabricarnos nuestras propias películas de pensamientos negativos que tanto daño nos hacen”, ha explicado la doctora.

Por ello, es necesario atender al pensamiento que está provocando una emoción negativa y, a partir de ahí, apartarlo. En este punto, la experta ha rechazado la teoría de que para frenar los malos pensamientos basta con pensar en cosas positivas y bonitas porque, a su juicio, es “muy difícil” fijarse en el lado bueno de las cosas cuando uno se encuentra mal.

‘TÉCNICA DE LA FRASE RAQUETA’

Tampoco basta, según ha aseverado, con argumentar o cuestionar estos pensamientos, porque lo único que se puede conseguir con ello es “alimentar” el diálogo interior y “reafirmar” en muchos casos las “películas negativas”.

Ante esto, Navarro ha propuesto la ‘Técnica de la frase raqueta‘, que consiste en elegir un mantra, una palabra o una frase corta que represente algo bueno, o despierte emociones positivas, y repetirla interiormente cuando se detecte un pensamiento negativo. El objetivo es “repetir y repetir” esta técnica para tomar conciencia de la cantidad de pensamientos negativos que se pueden llegar a tener a lo largo del día y del sufrimiento que uno mismo se puede ahorrar.

“Así no se da la posibilidad de que se cree la película de esos pensamientos. Es como si con nuestro mantra golpeáramos al pensamiento negativo lanzándolo lo más lejos posible de nuestra mente. Conformen pasen los días, sin apenas esfuerzo, habrás comenzado a aprender a ser más positivo y necesitarás usar menos tu mantra, lo que sin duda te hará sentir mejor y comenzarás a disfrutar más de la vida”, ha zanjado Navarro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *