Viernes, 15 Diciembre, 2017

            

Aparecen nuevos restos de la muralla zirí del siglo XI en unas obras en el centro de Granada

Los hallazgos se han producido en un solar de la calle Laurel Alta del Boquerón donde se realizaba la cata arqueológica

Imagen de la muralla zirí en Granada | Foto: Archivo
E.P.


image_print

Ecologistas en Acción ha informado este jueves de la aparición de nuevos restos de la muralla zirí del siglo XI en unas obras de demolición y nueva construcción en el centro de la ciudad de Granada.

Los restos han aparecido, según ha informado esta asociación en una nota de prensa, en un solar de la calle Laurel Alta del Boquerón donde se realizaba la cata arqueológica de estas obras pudiéndose apreciar vestigios de la muralla de la medina medieval y de un torreón de la estructura defensiva del siglo XI, en dirección norte-sur.

Ello podría indicar que “el edificio demolido se construyó sobre la derruida estructura defensiva”, tal y como se puede comprobar en el plano de Granada trazado y dibujado por Ambrosio de Vico en la última década del siglo XVI.

En sendos escritos presentados ente el Ayuntamiento de Granada y la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura, Ecologistas en Acción ha solicitado la no afección de las estructuras defensivas y su puesta en valor en el marco del proyecto de obra nueva de tres viviendas y tres garajes a desarrollar.

Se solicita además el visto bueno de Cultura y el informe favorable de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, una vez que se proceda a llevar a término la preceptiva excavación en la totalidad del solar.

Las murallas de la medina tanto las emergentes, como las que puedan aparecer en las excavaciones arqueológicas, son un bien protegido por la ley de 1947 sobre castillos, recogido en el Catálogo Andaluz con la categoría de BIC. La ley prevé un perímetro de protección de 50 metros, así como la no afección de las estructuras defensivas y su puesta en valor.

Ecologistas en Acción, en sus escritos, ha reiterado “la necesidad de un plan director de las murallas históricas, que prevea el modus operandi, entre otros supuestos, cuando aparecen restos arqueológicos amurallados en un solar”, y ha puesto de manifiesto su “alarma por la demolición de edificios en el centro histórico de Granada, que en nada se corresponde con su declaración como Conjunto Histórico-Artístico en 1929, y ampliado en 2003, para conservar su trama urbana y singular”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *