Miércoles, 18 enero, 2017

Antonio Sanz promete ser un delegado del Gobierno "dialogante"

Señala que "quien se pasa el tiempo echando la culpa de todo al otro" está reconociendo "su incapacidad y falta de ideas"

El nuevo delegado del Gobierno | Foto: Agencia


image_print

El nuevo delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha tomado posesión de su cargo este lunes manifestando su “triple compromiso” con el Ejecutivo central y con la comunidad y que, según ha resumido, se basará en defender el Estado de Derecho, mantener un “diálogo leal y sincero” con todas las instituciones y velar por el interés general de los andaluces por encima de cualquier interés partidista.

“En mí tendrán a un delegado del Gobierno abierto y dialogante, un delegado de todos y para todos”, ha destacado durante su toma de posesión, un acto en el que ha estado acompañado, entre otras autoridades, por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; el vicepresidente de la Junta y consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, y el presidente del PP-A, Juanma Moreno.

Sanz ha dicho estar “muy honrado y orgulloso” de ocupar este cargo y, tras destacar que desde que se dedica a la política siempre “ha servido al interés público”, ha expresado su “firme compromiso”, en primer lugar, de dedicarse las 24 horas del día a cumplir su juramento de acatamiento a la Constitución, al Estatuto de Andalucía y, en definitiva, al Estado de Derecho, ya que son estas leyes las que “nos han permitido vivir la etapa más próspera de nuestra historia”.

“En este marco, creo profundamente en el Estado de las Autonomías y en el máximo autogobierno, pero siempre desde la lealtad institucional. Siempre he pensado que quien se pasa el tiempo echando la culpa de todo al otro no es más que el reconocimiento de su incapacidad y falta de ideas, el reconocimiento de su propio fracaso”, ha dicho antes de describir su segundo compromiso: el del “diálogo leal y sincero” con las autoridades autonómicas, con los ayuntamientos y los poderes judicial y legislativo.

En tercer lugar, Sanz ha prometido servir al interés general de los andaluces ya que, aunque está “muy orgulloso” de sus ideas y las he defendido siempre “con pasión”, sabe que “con la misma fortaleza va a saber distinguir el interés partidista del servicio general a todos los andaluces”. “Aquí se está para defender el interés de todos, sin distinción de ideas, orígenes y situaciones personales”, ha apostillado.

TRASLADAR “LO QUE SE HACE”, NO LO QUE SE DICE

Sanz, que se ha mostrado convencido de que España “ya está saliendo adelante” de las crisis económica gracias “al buen gobierno que hoy ya tenemos”, ha asegurado que hay que seguir luchando por la “recuperación del empleo, la cohesión de la España plural y la lucha contra la corrupción” tal y como, en su opinión, está haciendo el Ejecutivo de Mariano Rajoy desde la “cooperación y la lealtad”.

“Siempre he pensado que las sociedades con más futuro son aquellas que tiene capacidad para alcanzar consensos, que no menoscaben el pluralismo y la libertad para defender ideas. Señoras y señores, tengo un empeño, que se conozca en Andalucía mejor al Gobierno de España no por lo que dice sino por lo mucho que hace”, ha recalcado.

En ese sentido, ha indicado que se ocupará por mejorar la coordinación del trabajo del Gobierno en la comunidad y, aunque ha pedido “disculpas anticipadas” por los errores que pueda cometer, ha dicho que se “dedicará en cuerpo y alma” a Andalucía con el claro objetivo de ser un delegado del Gobierno “abierto y dialogante, de todos y para todos”.

“Cuenten conmigo, pues, para hacer una Andalucía mejor en una España de todos. Esa será mi única guía y mi pasión. Sólo deseo estar a la altura de tan alta responsabilidad. No duden de que siempre estaré intentándolo”, ha concluido.

ARENAS Y MARTÍNEZ, SUS PADRES POLÍTICOS

En la parte inicial de su discurso, durante el capítulo de agradecimientos, Sanz ha sido especialmente expresivo con la vicepresidenta del Gobierno, a la que ha demostrado su “admiración y reconocimiento personal”, y con el vicesecretario de Asuntos Territoriales del PP y expresidente del PP-A, Javier Arenas.

“Gracias a mis compañeros de partido empezando por Javier Arenas, mi segundo padre; por Teófila (Martínez), mi segunda madre; y por Juanma (Moreno), mi amigo desde hace 25 años y hoy, con orgullo, mi presidente autonómico. Gracias por vuestra confianza siempre. Ellos y muchos más que estáis aquí, habéis sido claves para superar muchos sinsabores y la soledad que se siente al tener lejos a la familia”, ha dicho no sin agradecer igualmente a su familia y a sus hijos su “sacrificio personal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *