Jueves, 15 de Noviembre de 2018

            

“Antes íbamos 40 familias a la vendimia, ahora salimos solo dos”

Este año se espera que 3.300 temporeros se desplacen desde Granada para trabajar en Francia

Ana junto a su marido y la cuadrilla que trabaja en Orange | Foto: Remitida
José L. Moreno | @morenoluaces


image_print

Ana tiene 53 años, es vecina de Alomartes y este año volverá a Orange, Francia, para hacer la vendimia. Y es que, esta granadina lleva recogiendo uva en el país vecino desde hace más de 30 años.

La campaña de la vendimia ayuda a muchas familias en la provincia de Granada, como a la de Ana, que tiran de este dinero hasta que llega la aceituna. “Es importante, pero si no te vas, no te vas a morir de hambre”, subraya esta temporera. Porque el trabajo que daban hace años, el precio que se pagaba por hora y la competencia que hay ahora no es la misma que la de hace unos años.

“El porcentaje de ganancia es muy bajo porque son solo 18 días los que trabajas, a unos 10€ la hora. Hay personas que se van a la uva de mesa, en vez de a la de vino y esos si están 40 días o dos meses y si pueden traer un porcentaje más alto, pero de esa gente hay muy poca”, subraya Ana, que según los cálculos de lo que gana es poco más de 1.600 euros.

A la vendimia se va a trabajar, el único día que tienen estas personas libre es el domingo. A las 8 de la mañana comienza la faena, para a las 12 hacer un parón para comer. Más tarde, se continúa la jornada hasta las seis de la tarde. El cansancio hace que al regresar del campo, sólo quede tiempo para una ducha, preparar la comida del día siguiente y descansar para otra jornada de duro trabajo bajo el sol.

Otro tiempos

Lo peor de este trabajo es el calor, pero las cosas antes estaban mejor en otros ámbitos. Ana reconoce que se ha ido perdiendo calidad en este sector. Antes viajaban hasta Francia en tren, ahora soportan entre 22 y 24 horas de autobús con paradas en cada pueblo para recoger o dejar temporeros.

“Antes íbamos 40 familias a la vendimia, ahora salimos solo dos”, reconoce esta granadina. Porque antes, los españoles eran la gran mayoría de los temporeros que llegaban al país galo, pero desde la crisis eso ha cambiado. “Ahora, como hay mucha inmigración, tanto en Francia como en España, cogen muchos polacos, portugueses y de otras nacionalidades”, apostilla esta granadina.

A pesar de que son otros tiempos, la vendimia, o cualquier otro trabajo como temporero, ayuda a muchas familias granadinas para pasar el año. “El trabajo no es malo, para la gente joven lo aguanta mejor”, añade Ana. La realidad es que este año se espera que 3.300 temporeros se desplacen a la vendimia francesa desde Granada.

Además, hay un factor muy importante para entender que el 90% de los vendimiadores repitan al año siguiente: en Francia se paga la de trabajo a 9,88 euros/hora, cuando en España la media está en los 6,54 euros/hora, según UGT.


Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.