Domingo, 22 Octubre, 2017

            

Ante el juez 95 personas acusadas de defraudación de fluido eléctrico en Iznalloz y Guadahortuna

Las operaciones se han llevado a cabo en dos barrios "marginales" donde los vecinos habían sufrido numerosos cortes de luz por culpa de las conexiones ilegales

Enganches ilegales para el cultivo de marihuana | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La Guardia Civil pondrá a disposición judicial a 95 personas por presunta defraudación de fluido eléctrico en el marco de dos operaciones en las localidades granadinas de Iznalloz y Guadahortuna, en dos barrios “marginales” donde los vecinos habían sufrido numerosos cortes de luz por culpa de las conexiones ilegales.

Estas dos operaciones contra la defraudación masiva de fluido eléctrico son consecuencia de la solicitud que Endesa dirigió a la Subdelegación del Gobierno en Granada, que ha propiciado que el Instituto Armado y la compañía colaboren de forma permanente para detectar enganches ilegales.

El fin de estas actuaciones es garantizar no sólo el suministro para el resto de ciudadanos de ambas localidades, sino también su seguridad, según informa en una nota la Guardia Civil.

La primera operación se realizó en Guadahortuna el pasado 8 de febrero, cuando la Guardia Civil estableció un dispositivo en torno al barrio donde se iban a realizar las inspecciones en el que participaron agentes de las unidades territoriales de la zona y de la Comandancia, para que después los técnicos de Endesa recorrieran cada una de las viviendas buscando conexiones ilegales.

Tras la inspección se localizaron 51 suministros fraudulentos. La Guardia Civil además localizó en dos de las viviendas inspeccionadas dos plantaciones de cannabis sativa e intervino 184 plantas.

En Iznalloz, la Guardia Civil desplegó al día siguiente este mismo dispositivo y se localizaron otros 44 enganches ilegales a la red eléctrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *