Miércoles, 29 Marzo, 2017

Andalucía propone que la salud sea considerada derecho fundamental en la Constitución

El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso, ha señalado que "actualmente se considera un derecho, pero no fundamental"

El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso |Autor: Archivo GD
E.P


image_print

El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso, ha propuesto este viernes que la salud sea considerada un derecho fundamental en la Constitución con el fin de que los ciudadanos puedan defender sus derechos sanitarios.

Alonso se ha pronunciado así durante el Desayuno Socio-Sanitario organizado por Europa Press, en el que se ha mostrado a favor de que la sanidad tenga una protección constitucional ya que, tal y como ha recordado, actualmente se considera un derecho, pero no fundamental.

“Nosotros lo defendemos y hemos propuesto que la sanidad sea incluida como un derecho fundamental para que pudiera defenderse de forma directa. Ahora está recogido en la Constitución como un derecho, pero no como fundamental por lo que los ciudadanos no pueden ir directamente a un tribunal a defender su derecho a la salud”, ha argumentado.

LEY DE OBESIDAD

Además, el consejero de Salud ha adelantado este viernes que prevé llevar la futura Ley de Obesidad al Consejo de Gobierno a lo largo de este año para que esté aprobada a principios o mediados de 2017 y ha confiado en que la norma, la primera de una comunidad autónoma, suscite el mayor consenso social.

En el Desayuno Socio-Sanitario de Europa Press, en Madrid, el consejero ha detallado que su departamento está elaborando el primer borrador y que su objetivo es un “abordaje integral” de la obesidad para lo que, según ha reclamado, se necesita “contar de forma clara con el apoyo de los ciudadanos, de los padres de los niños, etc.”.

Alonso es consciente de que la ley “no va a regular los hábitos de vida” y ha advertido de que no quiere “asustar a nadie” pero se trata de “plantear un tratamiento integral de los hábitos de vida con una atención global al mundo de la obesidad no solo desde el mundo sanitario sino desde la educación y desde los hábitos de vida saludable, el ejercicio físico y la forma de comer”.

“Todos estamos de acuerdo que la dieta mediterránea es buena, pero hemos perdido la idea de esa dieta. Seguimos llamando dieta mediterránea a lo que comemos en los países mediterráneos pero los menús de escuelas o centros de mayores son todo menos menús saludables”, ha incidido.

En su intervención, Alonso se ha referido a la obesidad como una “lacra” que se está convirtiendo en “un problema de salud pública”, como el tabaquismo o el sedentarismo, por lo que la Ley de Obesidad pretende afrontar su tratamiento integral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *