Jueves, 30 Marzo, 2017

Andalucía participa en un proyecto europeo para mejorar la educación de niñas gitanas en situación de exclusión social

En el Día Internacional del Pueblo Gitano, la titular de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha destacado la importancia de este proyecto

Foto: Archivo GD


image_print

La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales participa en el proyecto europeo ‘Barabal’ con el que se pretende mejorar, a través de la perspectiva de género, la educación y reducir el absentismo escolar en las niñas gitanas que se encuentran en situación de exclusión social.

En el Día Internacional del Pueblo Gitano, la titular de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha destacado la importancia de este proyecto “puesto que la educación es parte esencial en el logro y empoderamiento de las mujeres, en la transmisión de valores y actitudes que contribuyan a la eliminación de la desigualdad entre sexos, de ahí la importancia que tiene como herramienta de cambio social”.

Este proyecto pretende determinar, mediante una perspectiva de género, qué elementos debemos incorporar al ámbito educativo para mejorar el aprendizaje de las niñas, jóvenes y mujeres gitanas en situación de exclusión social y lograr reducir el absentismo y abandono escolar.

En el proyecto participan también las entidades Unión Romaní (España), Fondazione Giacomo Brodolini (Italia), la organización de mujeres Gitanas ‘Roma Media Center’ (Eslovaquia), la Asociación Gitana de Mujeres Drom Kotar Mestipen (España) y la entidad Center for Education and Social Developement (Rumanía).

Entre las líneas de trabajo integradas en esta investigación, se ha realizado un estudio pionero con 400 encuestas a alumnado gitano en Andalucía –que se sumarán a 1.600 realizadas en las distintas regiones europeas implicadas en el proyecto– para conocer la situación actual del acceso a la formación y permanencia en los centros educativos de las niñas, jóvenes y mujeres gitanas. Este estudio se complementa además con técnicas de grupos de discusión dirigidas a padres y madres del alumnado, así como personal docente.

A partir de los resultados de estas encuestas, que actualmente se encuentran en fase de análisis, se diseñarán e implementarán estrategias y metodologías que permitan mejorar esta situación. Así, se diseñará una ‘Guía para la integración transversal de la perspectiva de género en la mediación educativa con población gitana’ y se elaborará un pilotaje experimental de dicha metodología que se definirá con las entidades que conforman el proyecto y otros actores relevantes.

Dentro de esta Metodología de Integración de Género se prestará especial atención a la juventud gitana, mediante la creación de grupos en centros de educación secundaria que trabajarán y explorarán sobre igualdad de género y educación y diseñarán e implementarán campañas de sensibilización.

El proyecto, con un horizonte de trabajo hasta octubre de 2015, pretende constituirse así en referente para el abordaje de la perspectiva de género en la comunidad gitana, tanto desde las entidades públicas como privadas que intervienen a favor de este colectivo.

COMUNIDAD GITANA

Actualmente, residen en Andalucía en torno a 350.000 personas de etnia gitana, lo que representa casi el 50 por ciento de los gitanos que viven en España y el 4,1 por ciento de la población total de la comunidad autónoma.

Se estima, que el 70 por ciento de los gitanos andaluces vive con un nivel socioeconómico normalizado y con una plena integración en la sociedad, mientras que el 30 por ciento restante se encontraría en situación de exclusión o vulnerabilidad.

Por ello, en 2014, el Gobierno andaluz destinó 1,11 millones de euros en subvenciones a entidades públicas y privadas para el desarrollo de 72 programas y proyectos en áreas como Mujer, Formación y Empleo, Cultura, Acción Social, Educación o Salud, beneficiando a casi 65.000 personas, el 54 por ciento de mujeres.

PLAN ESTRATÉGICO PARA LA INTEGRACIÓN

Las principales líneas de actuación del Gobierno de Andalucía en materia de comunidad gitana se articulan en el Plan Integral para la Comunidad Gitana de Andalucía, que contempla áreas fundamentales como el empleo, la educación, la vivienda, la salud y el bienestar social, la acción social y cultural, todo ello con perspectiva de género.

Con la aprobación de este Plan Integral, Andalucía es referente en la integración de la población gitana, tanto a nivel nacional como europeo, realizando una actualización constante de los objetivos y actuaciones que se contemplaban en dicho documento, adaptándolas a la nueva realidad de la población gitana andaluza y los retos que se plantean para el siglo XXI.

Por ello, la Junta de Andalucía prepara este año el diseño de un Plan Estratégico para la Integración de la Comunidad Gitana de Andalucía con un horizonte de trabajo hasta 2020 en coherencia con el Marco Europeo para las Estrategias Nacionales de Integración de la población Gitana y la Estrategia Nacional para la Inclusión Social de la Población Gitana en España.

IMPULSO DE LA PARTICIPACIÓN SOCIAL DE LA COMUNIDAD GITANA

En esta misma línea, la política de la Junta de Andalucía en los últimos 25 años en la promoción y dinamización del colectivo gitano ha sido constante y fruto de esta labor Andalucía cuenta hoy con más de ochenta asociaciones gitanas en todo el territorio andaluz.

Con la finalidad de concienciar a la población gitana de que la participación es un derecho y también una responsabilidad, el Gobierno andaluz está llevando a cabo la estructuración del tejido asociativo gitano mediante la creación de un Consejo Andaluz del Pueblo Gitano, como órgano colegiado de interlocución entre Asociaciones y Administraciones Públicas para el asesoramiento, intercambio de experiencias y buenas prácticas, así como el incremento de la presencia activa de la juventud gitana en órganos de participación social como el Consejo de la Juventud o las casas juveniles.

PROMOCIÓN DE LA MUJER GITANA

Y además de los jóvenes, el Gobierno andaluz también está realizando especial hincapié en disminuir la situación de desigualdad que presentan las mujeres gitanas frente a los hombres de su misma etnia y en relación con las mujeres de la sociedad mayoritaria. Especialmente significativas son las desigualdades en materia educativa, laboral y de salud. Pese a las adversidades y a las desventajas manifestadas, paradójicamente, la mujer ha sido y es el más eficaz motor de cambio de la comunidad gitana.

La política de la Junta de Andalucía en esta materia consiste en sensibilizar a la Comunidad Gitana en general y a la mujer gitana en particular sobre su situación y las posibilidades de su acción colectiva. Asimismo, se está fomentando el asociacionismo gitano femenino, como un movimiento social protagonizado por las mujeres gitanas, permitiendo que muchas de ellas sean protagonistas del cambio social.

Otro fenómeno, no menos importante, es el de la violencia de género que en la comunidad gitana cobra una especial singularidad, ya que, si bien muchas mujeres gitanas están siendo víctimas de violencia de género, sin embargo rara vez las situaciones de maltrato conllevan la utilización de los distintos recursos sociales o judiciales.

Por todo ello, se están promoviendo, en coordinación con los órganos competentes, acciones formativas destinadas a los agentes que intervienen en los dispositivos de apoyo a las víctimas de violencia de género sobre las peculiaridades de este fenómeno en la comunidad gitana y se está fomentando el desarrollo de actuaciones, por medio del tejido asociativo, de sensibilización y de prevención hacia la violencia machista dirigidas al pueblo gitano y especialmente a las mujeres, así como acciones de intermediación por medio de referentes positivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *