Sábado, 19 Agosto, 2017

            

Amparanoia: “Muchas chicas me han dicho que escriben y cantan porque vieron que yo lo hacía y que era posible”

Amparo Sánchez resucita a su antigua banda para celebrar su legado y conmemorar por todo lo alto el veinte aniversario de su primer disco, El poder de Machín (1997)

FOTO: BERNAT ARMIRALL
E.P.


image_print

Nueve años después de poner punto y final a Amparanoia, Amparo Sánchez (Alcalá la Real, Jaén, 1969) decide reencontrarse consigo misma y resucitar a su antigua banda para celebrar su legado y conmemorar por todo lo alto el veinte aniversario de su primer disco, El poder de Machín (1997). Y el festejo comienza con El coro de mi gente, un disco en el que repasa su cancionero en la mejor compañía.

“Nos despedimos en 2008 con el Bye bye tour para cerrar una etapa y poder seguir creciendo e investigando haciendo otras cosas. Pero todos estos años he tenido mucha presión del público, de promotores y de mi oficina de management, Sonde3, preguntando si hacíamos algo con Amparanoia”, admite a Europa Press la artista alcalaína.

El veinte aniversario de su exitoso primer álbum se reveló como la oportunidad propicia para reflotar al grupo, en un proceso que empezó “llamando a amigos” para colaborar “y que terminó saliéndose” de aquel debut para que los participantes “escogieran las canciones de Amparanoia que querían hacer”.

“Se iba dando forma al álbum, yo tenía el inédito El coro de mi gente que Macaco ha querido hacer conmigo. Y a partir de ahí el resto de colaboradores fueron mandando sus grabaciones y fuimos haciendo el proceso de mezclas. Al mismo tiempo, nos hemos centrado en reunir a la banda y organizar una gira que empezamos ya en abril”, señala.

“Esto ha sido lo típico que dices que vas a celebrar un cumpleaños con cuatro amigos y os juntais cuarenta”, bromea Amparo al tiempo que enumera orgullosa y agradecida el plantel de participantes en El coro de mi gente, todos ellos presentes por “motivos de amistad”. “Ha sido recibir mucho amor y reconocimiento por parte de todos ellos y estoy súper feliz”, apostilla.

“Al final la música es lo que nos une a todos los que estamos en el disco”, recalca, antes de nombrar a Joan Garriga, Macaco, Manu Chao, Depedro, Aterciopelados, La pegatina, Chambao, Sergent Garcia, Fito y Fitipaldis, Calexico y Gaby Moreno, Fermín Muguruza & Broken Brothers Brass Band, Marinah, Esne Beltza, Mouse Et Hakim, Mimi Maura con Los Aggrotones y Sergio Rotman.

En el álbum no faltan nombres como Depedro y Manu Chao, esenciales en los primeros años de Amparo tras mudarse a Madrid a mitad de los noventa. “Manu Chao fue el padrino de Amparanoia, el primero que me dijo que tenía que grabar y tenía que enseñar al mundo mis canciones”, destaca, para después añadir que con nombres de una nueva generación como La Pegatina también está presente “la renovación del mestizaje”.

Por eso, insiste en que todo lo que está pasando con el regreso de Amparanoia es “una sorpresa” que está “disfrutando mucho”. “Lo voy a seguir disfrutando todo el año porque no paro de recibir muestras de amor y de cariño. Me he dado cuenta de que el público echaba mucho de menos a Amparanoia. Esto me está moviendo también algo dentro, de decir guau cuanto me quieren y cuanto quieren esta propuesta”, señala.

GIRA DE CELEBRACIÓN

Con el disco ya en la calle, es momento del inminente regreso a la carretera para descifrar una de las incógnitas que Amparo se plantea constantemente: “¿Qué tipo de público irá a los conciertos? Porque han pasado veinte años. Amparanoia siempre fue un grupo familiar y popular, un fenómeno extraño. Tengo mucha emoción y muchas ganas”.

Asimismo, añade que hasta ahora han hecho solo un concierto en la Sala Salamandra de Barcelona, en el que ella personalmente se dio “cuenta de cuanto” echaban “todos de menos esta energía”, incluida ella misma. “Pensaba que eran los demás, pero yo también”, confiesa sin poder contener una amplia sonrisa.

“Estamos ahora mismo en un tren, hemos resucitado a un joven adolescente de veinte años y no sé lo que va a venir”, señala al hablar sobre el futuro de Amparanoia a medio plazo, más allá de los conciertos ya confirmados para todo 2017. “El plan es girar este año y cuando esté acabando ya pensaremos lo que haremos en el siguiente”, avanza.

Y es que, aunque inicialmente la idea era celebrar durante el presente año, la realidad se está encargando de que los planes se amplíen en el horizontes: “Tenemos muchas ofertas internacionales y nos hemos dado cuenta de que no podemos ir este año a todos los países donde quieren escuchar a Amparanoia. Tengo público en muchos lugares del mundo y me gustaría viajar para celebrarlo con ellos también”.

Sea cuando sea, lo que Amparo tiene claro es que quiere que la gente salga de los conciertos “con mucha fuerza, mucho poder y con muchas ganas de vivir y celebrar”. “Ese es un componente de la música de Amparanoia, con reivindicación y rebeldía mientras disfrutamos de la música”, apostilla.

MUJER PIONERA EN MUNDO DE HOMBRES

Sobre la nueva formación del grupo, remarca que, sin proponérselo, está integrada por “cuatro mujeres y cuatro hombres”, algo que hace veinte años “era muy difícil porque costaba mucho encontrar a una chica pianista, percusionista o lo que sea que quisiera hacer rock n roll”. “Esa realidad ha cambiado hoy en día y algo de pionera sí que sé que puedo ser”, asevera.

“Pero cuando pasen más años tendré más perspectiva porque en realidad veinte años no son nada. Muchas chicas me han dicho que cantan porque vieron que yo lo hacía y que era posible. Creo que irrumpí en un mundo de hombres con mis propias canciones. Había mujeres en la música, pero coescribían o les escribían otros”, explica.

A este respecto, añade: “No somos muchas las autoras. En mi época estaban Aurora Beltrán, Mercedes Ferrer… te hablo de verdad, había muy pocas que escribiéramos y cantáramos nuestras canciones. De ser una mujer y estar al frente, me considero una pionera. Y dentro de la música mestiza, sin duda muchas mujeres se animaron al verme a subirse al escenario para contar y compartir lo que tenían que aportar a la música”.

Volviendo al momento presente, Amparo reitera que presiente que se lo va a “pasar muy bien”, al tiempo que adelanta que quiere “fluir y disfrutar”. “Tengo la sensación de que el trabajo está hecho y ahora es momento de pasarlo bien. Es una sensación que no había tenido hasta ahora en ningún álbum”, remacha entre carcajadas.

La gira de Amparanoia comienza en el festival Sueños de Libertad (Ibiza, 20-22 de abril) y proseguirá por Viña Rock (Villarrobledo, 28-30 de abril), GraniRock (del 29 de junio al 1 de julio), Weekend Beach Festival (Torre del Mar, 5-8 de julio), AlRumbo Fest (12-15 julio) y Hatortxu Rock (28 de julio, Lakunza).

Después estará también, entre otros, en los festivales SonRías Baixas (3-5 de agosto) y Rabolagartija (18-19 de agosto). Este año de celebración concluirá con dos citas especiales en las que se espera a muchos amigos, el 1 de diciembre en La Riviera madrileña y el 15 de diciembre en la Sala Apolo de Barcelona. Más allá de esto, nada hay confirmado, pero es seguro que la música seguirá sonando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *