Sábado, 16 Diciembre, 2017

            

Almuñécar vivió con alegría y gran participación la Cabalgata de Reyes

Los grupos de baile participantes derrocharon imaginación en la puesta en escena más importante del año



image_print

Casi un millar de pequeños y mayores y  más de una docena de carrozas formaron el Cortejo Real más grande vivido en Almuñécar. Durante más de cuatro horas Sus Majestades los Reyes de Oriente recorrieron las principales calles y avenidas para llevar a la ilusión a miles de personas que aguardaban en las mismas. Fue una jornada  mágica y muy especial para todos y, especialmente, para los cientos de pequeños que disfrutaron formando parte de este Cortejo.

La comitiva partió desde el estadio “Francisco Bonet” cuando aún no se había puesto el sol para llegar al corazón de la localidad  y de los  sexitanos. Allí aguardaban ya lo primeros almuñequeros y numerosos visitantes  para dar la bienvenida a los Reyes: Melchor, Gaspar y Baltasar,  acompañados de numerosas carrozas llenas de fantasía y colorido.

Cada carroza recreando iba a acompañada de una espléndida escenografía infantil, protagonizada por  personajes más populares  para los niños. Fue una bella puesta en escena donde todos quisieron participar.

Formada la comitiva ya en la calle puso rumbo a la calle Marina de Pineda y avanzar hasta la Carrera de la Concepción por la avenida Juan Carlos I. Fue en este lugar cuando ya llegó la noche y la luz se sumaba al colorido y belleza de los personas. Una veintena de estos populares personajes iban a pie acercándose a mayores y pequeños que,  tras la entrega de caramelos, no dejaron de plasmar el momento con todo tipo de artilugios. Caras de alegría, sorpresa y felicidad de todos que se afanaban por hacerse con los miles de regalos y la lluvia de cinco mil kilos de caramelos mágicos que no dejaban de repartirse desde la carrozas.

Fue un gran cortejo que brilló en una noche mágica sexitana inolvidable hasta que pusieron  el broche final los fuegos artificiales en el estadio “Francisco Bonet”,  a donde volvió la comitiva tras su recorrido por la avenida de Andalucía, Hurtado de Mendoza y Mariana Pineda.

En esta gran Cabalgata de Reyes  estaba plasmada muchas horas, días, semanas y meses de trabajo que hizo que valiera la pena; para ello la organización, coordinada desde la Concejalía de Fiestas, contó con el apoyo de Policía Local, Protección Civil y otras tantas decenas de voluntarios que hizo que todo transcurriera de forma brillante.

La Herradura

Por su parte, La Herradura también disfrutaba de una extraordinaria Cabalgata Reyes. Tal y como anunciaba el Pregonero Real, que horas antes de la llegada de Sus Majestades salió a convocar a niños y mayores a que fuera a  recibirlos. El cortejo partía desde el Castillo herradureño para ocupar el paseo “Andrés Segovia” donde quedaba ya formado el mismo.

Los Reyes de Oriente acompañados de sus respectivas Reinas ocuparon las tres grandes carrozas acompañadas de Pajes Reales que les ayudaron a repartir regalos y caramelos en el recorrido. Junto a estas carrozas otras tantas llenas de pastorcillos y, por supuesto, donde no faltaba el belén. En total casi tres centenares de personas se sumaron al cortejo real de los Magos en su visita a La Herradura.

Abría la comitiva el grupo de Majorettes al que se sumaban grupos de baile y hasta dragones asiáticos con escenografía y sonido de oriente. Fue también una brillante puesta en escena que sorprendía a los herradureños  por la imaginación, fantasía y entrega de todos, bajo la coordinación de la Tenencia de Alcaldía de La Herradura.

Tras recorrer el paseo Andrés Segovia la comitiva accedió por la avenida Prieto Moreno hasta la entrada de la localidad y, posteriormente, bajar por la Acera del Pilar,  de nuevo al paseo  hasta alcanzar la plaza de la Independencia donde, un año más, los Reyes y sus pajes tuvieron la tradicional entrega de regalos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *