Martes, 24 Octubre, 2017

            

Alerta amarilla por lluvias y tormentas este miércoles en Guadix y Baza

Aemet espera que se alcancen hasta 15 litros por metro cuadrado en las provincias de Granada

Foto: Archivo
E.P.


image_print

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado este miércoles avisos de nivel amarillo por lluvias y tormentas en puntos de las provincias de Granada y Almería, donde se espera que se alcancen hasta 15 litros por metro cuadrado.

En concreto, según la información publicada por la Aemet en su página web, consultada por Europa Press, el aviso amarillo permanecerá activado hasta las 21,00 horas de este miércoles tanto en los ámbitos geográficos de Guadix y Baza (Granada) y Valle del Almanzora y Los Vélez (Almería).

La previsión de la Aemet, que se ha iniciado a las 11,00 horas, da una probabilidad de que estos fenómenos meteorológicos sucedan a lo largo del día en estos lugares de entre el 40 y el 70 por ciento.

Como ya informó Europa Press, la semana en Andalucía está marcada por el descenso de las temperaturas, que podían situarse desde este pasado martes en torno a los 34 o 36 grados centígrados en Sevilla, Granada, Córdoba y Jaén, donde volverán a rozar los 40 grados el fin de semana, justo cuando también el viento de levante volverá a soplar en el Estrecho.

La anterior semana estuvo marcada por las altas temperaturas, donde el calor obligó a decretar el nivel amarillo en Sevilla, Córdoba y Jaén por temperaturas que no bajaron de los 38 grados centígrados. En esta ocasión, no se espera riesgo por calor hasta el viernes, cuando comenzarán a subir las temperaturas y que podrían situarse en torno a los 39 grados en provincias como Sevilla y Córdoba, manteniéndose más suaves en el litoral.

El delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Andalucía, Ceuta y Melilla, Luis Fernando López Cotín, ya indicó que las precipitaciones podrían afectar a partir este miércoles a las provincias de Almería, Granada y Cádiz. También habría nubosidad de evolución en las sierras orientales, donde no se descartaban chubascos acompañados de tormentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *