Sábado, 22 Julio, 2017

            

Alejandro García, un profesional del golf dentro de un niño de 12 años (vídeo)

El joven jugador granadino ha sido campeón de Andalucía con tan solo ocho años, ahora es tercero en el ranking alevín regional, y tiene clarísimo que “quiere ser profesional”

Alejandro García, jugador alevín de golf / Imagen: Román Callejón


image_print

Corre una mañana de verano en las instalaciones de Santa Clara Golf. Acompañado por su madre y su tía espera nervioso, más que para una competición, un niño de doce años para ser entrevistado.

Con sus mejores galas deportivas y muy bien peinado para ocasión –comentario que suscitó risas entre los presentes-, Alejandro García Castro, golfista, mantiene una charla con este diario en la que descubrimos un poco más sobre el mundo del golf y el ‘plácido sacrificio’ que está dispuesto a hacer un niño para llegar a profesional en lo que más le gusta.

Alejandro García Isaac Marín Golf 4Su profesor no le deja sólo. Isaac Marín Casado, profesional de Santa Clara Golf y jugador profesional, es el encargado de dirigir la escuela de golf Santa Clara y ya cuenta con ocho años de profesional sobre sus espaldas. Ha competido a alto nivel nacional y comenta que “es bastante duro y hay que echarle muchas horas”.

El golf no parece un deporte tan exigente, pero para llegar a profesional, sueño de Alex, “habría que practicar al día unas seis horas de golf y otras dos de entrenamiento físico, que sería hacer deportes de fondo y ejercicios de prepiocepción,”

Isaac, como no podía ser de otra manera, es un enamorado de este deporte y su empeño es “dar a conocer el golf entre los niños por los colegios, porque no se sabe mucho sobre él y el golf es un deporte con una disciplina que es capaz de calmar y centrar a muchos niños intranquilos”.

En el intento de conseguir algo más de información sobre este deporte, el jugador profesional y profesor reitera “yo invito a todo el mundo a que venga a probarlo, que seguro que se engancha”.

No obstante, Isaac Marín explicó que “para jugar solo hay que ir a la escuela y, pagando una pequeña cantidad, se comienza en la parte de arriba, zona de novatos, a practicar”. Lo primero que aprendería un iniciado sería cómo agarrar el palo y la posición de golpeo y “no hace falta, en un principio, disponer de equipo propio, sino que por un pequeño depósito de un par de euros el club lo presta”.

Hay diferente tarifas por usar las instalaciones de golf partiendo desde cero, según las clases que se quieran realizar. Es bastante asequible, dependiendo de que se quieran dar clases en grupo (municipales) o más individualizadas, ya con un coste algo más elevado.

Centrando la charla en el caso de la intención de su alumno, Alejandro García, de ser profesional, Isaac indicó que “para llegar a profesional lo normal es empezar desde edades muy tempranas, ya que es un deporte muy complicado”. Para Marín “a partir de 20 o 22 años ya va uno tarde, aunque sí es un deporte que te permite alargar la vida deportiva profesional, pero habría que empezar a edades muy tempranas”. La edad perfecta serían unos seis años.

Se puede saltar a la profesionalidad a cualquier edad, pero ocurre que “hay una edad en la que no hay margen de evolución si se comienza demasiado tarde, por ejemplo a partir de los 24 o 25 años”.

Isaac Marín aclaró que “hasta los 17 años no se ve con nitidez si el niño está preparado para ser profesional y es un deporte que está muy bien relacionado, ya que se puede optar a ser director de club, profesor, staff en algún complejo hotelero golfista…”

Por último, el jugador profesional de Santa Clara comentó que la verdadera dureza del golf reside en que “es un deporte muy psicológico, hay que mantener la concentración unas seis horas delante de la bola y hay que ir por niveles para poder seguir concentrado todo ese tiempo”.

ALEJANDRO GARCÍA CASTRO

Campeón de Andalucía en la categoría de benjamín con tan solo ocho años, Alejandro García Castro de 12 años, esta temporada ocupa un compartido tercer puesto en el ranking alevín masculino de Andalucía. Además participó en el Campeonato de España, donde quedó 32º clasificado, gran logro para ser el segundo que juega.

Buen estudiante, va a cursar primero de ESO y tiene meta muy clara, ser jugador profesional de golf. Consciente de que el camino es duro y hay que trabajar mucho, por el momento no se plantea otra posible profesión.Alejandro García Golf 1

Le gusta practicar otros deportes como el pádel o la natación y no sólo es un gran golfista. Antes de llegar al golf competía en los CARS, con cinco años, donde ganó un campeonato en Almería.

Admirado por su profesor, Isaac Marín alaba de él su poder y su nivel de concentración, “se aísla muy bien de lo que hay a su alrededor”. También lo destacó por su madurez.

El empeño de Alex por progresar e intentar llegar a profesional es tan firme que realiza un trabajo muy duro, con entrenamientos entre la semana a horas intempestivas  y luego cada  fin de semana todo el día dando clases en el campo de golf. Además, Alejandro recibe clases de inglés.

Algo tímido, nervioso e incluso tembloroso, Alejandro García arrancó la conversación diciendo que “comenzó con siete años a jugar al golf”. Su padre, que se iniciaba también por entonces, le dijo que probara y le empezó a gustar. Su mismo padre le regaló su primer palo y, como vio que mejoro rápido, “lo apuntó a clases, donde pasó directamente al grupo avanzado”. Con modestia y sencillez, Alex comentó que “en tan solo un año ya fue campeón de Andalucía”.

Una de las cosas que más le gusta del golf es “jugar con sus amigos”. Lo pasa muy bien jugando con ellos y compitiendo. Cada uno hace su juego e intenta lo que puede y a veces hay pique. “No siempre se gana, pero lo importante es divertirse”, puntualizó el pequeño golfista.

“Lo que más me hace mejorar es que me gusta y la ayuda que recibo de mis profesores y mi padre. Dar clases me hace mejor, aprendo cosas nuevas y trato de ponerlas en práctica”. Así de claro lo tiene el campeón alevín de Andalucía, al hablar de su progresión.

Alejandro García Golf 2La competición viene dada “porque le gusta el golf, pero a medida que vas mejorando te vas apuntando en más torneos”. Con el virus de este deporte en la sangre, Alex García manifestó la alegría que da “comprobar que sirve el trabajo que has hecho” al ponerlo en práctica para ganar un torneo.

El campeón granadino es amante de “los golpes largos, para tratar de ver la trayectoria de la bola y los efectos”  y uno de sus fuertes es ‘patear’, “que es lo más importante de este deporte”. Alejandro indicó que “si no se patea bien no se gana”, para lo que hay que “mirar la caída del hoyo para ver por dónde tiene que pasar la bola”.

No es maniático ni supersticioso y el día de antes de un campeonato practica tanto en el campo como en casa, con la esterilla para patear. “Hay que entrenar duro” para los torneos”, sentenció Alejandro García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *