Sábado, 21 enero, 2017

“Alegría” y “sorpresa” en el Zaidín por la reapertura de la biblioteca de Las Palomas

Desde la Plataforma creada para luchar por la recuperación del espacio cultural se valora de "positivo" el anuncio del Ayuntamiento mientras que advierten que permanecerán "vigilantes hasta que la reapertura sea una realidad"

Vecinas del Zaidín reivindican la reapertura de la biblioteca | Foto: J.M


image_print

Tras cuatro años de pelea pacífica, los integrantes de la Plataforma por la Reapertura de la Biblioteca de las Palomas no quieren lanzar las campanas al vuelo. La noticia de la futura apertura de la biblioteca, que ayer corría como la pólvora entre los vecinos del Zaidín, se les antoja demasiado golosa para darla por buena, por lo menos, hasta que efectivamente, vean la biblioteca abierta al público de nuevo y funcionando al 100 por 100.

“Vamos a estar vigilantes”, explican desde la Plataforma, donde les ha sorprendido la “rapidez” del anuncio, máxime cuando hace pocos días, el alcalde de Granada mencionaba la posibilidad de que fueran los propios vecinos quienes gestionaran la biblioteca. De cualquier manera, los vecinos valoran “positivamente” la noticia y ponen en contexto los cuatro años de lucha que han servido, aseguran, para que este conflicto se haya resuelto o, por lo menos, esté a punto de hacerlo.

En este sentido, uno de los portavoces de la Plataforma sí quiere agradecer el apoyo de toda la ciudadanía así como de las personalidades que a lo largo de este tiempo han venido defendiendo como suya una causa que parecía no tener fin. “Queremos destacar la lucha por una biblioteca pública, algo que no suele pasar en España”. En esta línea, los vecinos valoran que los cuatro partidos de la oposición hayan mantenido intacta su promesa de apoyar la reapertura de espacio cultural: “nos alegramos de que se cumplan las promesas electorales”.

Tras el anuncio que ayer explicaba el edil de Cultura, Juan García Montero, la Plataforma no ha variado su intención de celebrar una fiesta aniversario, el 8 de agosto, en recuerdo del día en que se cerró la biblioteca. Conscientes de que la reapertura no será inmediata, los vecinos se encuentran en la disyuntiva de celebrar esa fiesta en tono de protesta -como ha venido siendo habitual- o, por el contrario, en esta ocasión toma tintes más lúdicos al haberse hecho efectiva la reapertura de la biblioteca. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *