Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

Alcohol y sobrepeso: dos factores esenciales en la aparición del ronquido

El 60% de los hombres y el 40% de las mujeres padecen de esta problemática mientras duermen

Foto: Archivo
Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

Estás durmiendo placenteramente con tu pareja cuando, de repente, un sonido incesante empieza a taladrar tu cabeza y a mermar tu paciencia. “Pero, ¿desde cuándo ronca?”, te preguntas con las manos en los oídos en un vano intento de alejar esos molestos ruido. Se trata del ronquido, una patología que, según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), afecta al 60% de los hombres y al 40% de las mujeres.

Una de las preguntas que acompaña normalmente a esta problemática es qué la provoca. Al respecto, el otorrinolaringólogo Carlos Gómez Pérez afirma: “Es un ruido intenso que aparece debido a que el aire pasa por lugares anatómicamente estrechos”. De ese modo y tal y como expresa el experto granadino, el paladar blando –conocido como ‘campanilla’-, vibra al pasar el aire por él y tener un dimensión estrecha, lo que provoca que ese sonido sea más intenso.

Lo mismo sucede con los orificios nasales pues, si su envergadura es menor de lo normal, el aire tendrá más dificultades para pasar, lo que traerá consigo que haya que hacer mayor esfuerzo para que el aire llegue a los pulmones.

“Con el tiempo, los músculos como el paladar blando se vuelven más flojos y limitan el paso del aire, por lo que se acaban colapsando las vías aéreas”, explica al respecto Gómez Pérez. A esto añade: “El aire que respiramos durante el sueño no pasa por lugares anchos, entonces, tienen que hacer un sobreesfuerzo para que llegue a los pulmones”.

Según muestra el especialista, no se puede señalar una única causa externa que provoque el ronquido, si no que ”es multifactorial”. Pese a ello, entre los hechos que hacen que una persona sea más propensa a roncar se encuentra el sobrepeso, el beber alcohol antes de dormir y tomar pastillas para dormir o relajantes musculares.

Pero el ronquido no solo puede ser ese sonido intenso y molesto , sino que, además, puede ir acompañado por apnea del sueño, lo que puede hacer aparecer taquicardia, hipertensión y problemas de corazón. Esto complica la patología y hace más que necesario tomar cartas en el asunto y atajar el problema.

Para tratar esta molestia, el otorrinolaringólogo asegura que, en primer lugar, los afectados deben visitar a un especialista para que haga un estudio completo de su problemática y así conocer cuál es la mejor forma de ponerle fin.

“Una manera de tratarlo es con cirugía para abrir las vías u operar el volumen del paladar blanco, según cuál sea el origen del problema. Para la gente que no se quiere operar o  no puede hacerlo por sus características físicas, se aconseja usar un CPAP, que es una máscara que se debe poner el paciente toda las noches y que aporta un flujo continuo de aire que consigue eliminar las resistencias que pone el cuerpo al oxígeno”.

Así que, si quieres decir adiós a los tapones de los oídos y a las malas caras por la mañana, los especialistas pueden ayudarte a conseguir que tanto tu sueño como el de tu pareja vuelva a ser reparador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *