Lunes, 20 Agosto, 2018

            

Alcaraz recupera piezas clave para la ‘final’ ante el Sporting

El granadino podrá contar el próximo sábado, si nada lo impide, con Carcela, Krhin y Tabanou, jugadores que se antojan vitales

Carcela-González, durante un entrenamiento | Foto: Pepe Villoslada/Granada CF
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

La goleada recibida el pasado sábado no tiene excusa alguna. El equipo se dejó ir en la segunda mitad, acusando desgana y apatía, más allá de la evidente superioridad del Atlético de Madrid en todas las facetas. El equipo abandonó la intensidad, algo que Alcaraz no negocia.

La primera alineación de Alcaraz en esta tercera etapa al frente del Granada fue de circunstancias. Durante la semana de preparación del partido, el grupo no entrenó al completo en ninguna sesión, ya que siete jugadores estuvieron con sus selecciones por compromisos internacionales, además de los lesionados Foulquier y Kelava.

Tabanou volvió el miércoles, y parecía que la enfermería se vaciaba. Anteriormente se habían recuperado Lombán y Saunier, que ya entrenaban junto a los demás compañeros. Nada más lejos de la realidad. Al día siguiente, el jueves, Alcaraz se daba de frente con tres jugadores lesionados, cuatro si contamos a Saunier, que recayó de sus molestias musculares.

No eran tres jugadores cualquiera. Probablemente, en estos momentos, son los más importantes si dividiéramos las líneas del campo. Gastón Silva fue el que trajo las peores noticias. El uruguayo regresaba con una lesión muscular, que después se confirmaría con una baja de 3 o 4 semanas.

Junto al defensor cedido por el Torino, llegaban tocados otras dos piezas clave. Carcela y Krhin. El primero llegó con gastroenteritis, y finalmente fue descartado. El internacional marroquí es el máximo goleador del equipo con dos tantos -empatado con Kravets- y se espera muchísimo de él. Dio alguna pincelada de lo que es capaz ante el Real Betis y el Athletic Club de Bilbao, aunque el estado de forma del equipo no ha ayudado a su adaptación y progresión. A pesar de que su participación se antoja vital, su sustituto, Isaac Cuenca, cumplió con creces anotando el único gol nazarí. Uno de los mejores goles de la jornada, de hecho.

Por su parte, el esloveno llegó con molestias en los isquios de ambas piernas. Krhin se terminó ganando el puesto con Jémez, aunque también pasó por el banquillo. Su principal déficit es la escasa clarividencia para sacar el balón jugado y no tener demasiada precisión en el pase, pero su compromiso e intensidad están fuera de toda duda, por lo que se puede prever que va a ser un hombre indiscutible para Alcaraz. Por arriba también es un seguro y ocupa todo el ancho del terreno. En estos momentos, está muy por encima de Angban, aunque el marfileño ha demostrado buenas formas en los minutos jugados y un claro margen de mejora. Si Alcaraz se decidiera por un 4-3-3 incluso se podrían ver a ambos en el once.

También podemos añadir a esta lista de buenas noticias a otro de los jugadores que se espera que mejore el nivel demostrado hasta ahora y que se convierta en una pieza importantes: Tabanou. Gabriel Silva no termina de convencer ni por lo que aporta en ataque ni por lo que da en defensa. El carrilero zurdo llegó para ser uno de los bastiones del equipo, y ante sí tiene el reto de mejorar el bagaje defensivo del equipo, con unos números muy pobres en las ocho jornadas disputadas hasta el momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.