Sábado, 21 enero, 2017

Al menos tres miembros de MSF mueren tras un bombardeo en un hospital de Kunduz

El ataque ha tenido lugar a las 2:10 de la madrugada (hora local), cuando el centro de traumatología de MSF en Kunduz ha sido objetivo de un sostenido bombardeo en repetidas ocasiones



image_print

Tres miembros de la organización Médicos Sin Fronteras han muerto después de un bombardeo en un hospital en la localidad afgana de Kunduz, según ha informado la organización a través de un comunicado.

El ataque ha tenido lugar a las 2:10 de la madrugada (hora local), cuando el centro de traumatología de MSF en Kunduz ha sido objetivo de un sostenido bombardeo en repetidas ocasiones. El hospital ha quedado seriamente dañado, según la organización.MSF ha confirmado la muerte de tres de sus miembros y ha asegurado que una treintena de ellos permanecen desaparecidos. La organización ha informado de que están trabajando para hacer todo lo posible por la seguridad de los pacientes y del personal médico.

“Estamos profundamente impactados por el ataque, por la muerte de nuestros compañeros y pacientes y por el alto precio que está sufriendo la sanidad en Kunduz”, ha explicado el director de operaciones de MSF, Bart Janssens.

“Aún no tenemos la cifra final de heridos, pero nuestro equipo médico está dando ayuda y tratamiento a los pacientes heridos y al personal de MSF y contabilizando a los fallecidos. Instamos a todas las partes a respetar la seguridad de las instalaciones y del personal sanitario”, ha añadido.

Desde que estallaron los combates en Kunduz el lunes, MSF ha tratado a 394 heridos

Por su parte, la periodista Catherine James, afincada en Afganistán, ha asegurado a través de su cuenta de Twitter que el hospital ha quedado parcialmente destruido. Pese a que James asegura que se desconocen las cifras de víctimas, a la hora del ataque sostiene que se encontraban en el centro médico 105 pacientes y 80 miembros del personal sanitario, cifra que ha confirmado MSF.

La organización ha explicado que las de Kunduz son las únicas instalaciones en toda la región noreste de Afganistán que suministra cuidados traumatológicos gratuitos de salvamento de extremidades. Asimismo, MSF ha indicado que los médicos de la organización tratan a todos los pacientes dependiendo de sus necesidades médicas sin hacer distinciones en base a su origen étnico, a su creencia religiosa o a su afiliación política.

[ot-video][/ot-video]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *