Domingo, 22 Octubre, 2017

            

Al menos 14 muertos tras una potente explosión en Egipto

Frente a la sede de la dirección de seguridad en Mansura

E.P/Foto: MOHAMED ABD EL GHANY


image_print

El balance de víctimas provocadas por la potente explosión que ha sacudido en la madrugada de este martes la sede de la Dirección de Seguridad de la gobernación de Dakahlia en la localidad egipcia de Mansura, ubicada en el delta del Nilo, ha ascendido a catorce muertos y 130 heridos, según ha informado el Ministerio de Sanidad.

El gobernador de Dakahlia, Omar el Shawadfi, ha anunciado en declaraciones concedidas a la televisión estatal que entre los heridos se encuentra el director de la Dirección de Seguridad, tal y como ha recogido el diario egipcio ‘Al Ahram’.

Fuentes de seguridad citadas por dicho diario han indicado que dos bombas han explotado de forma casi simultánea en el lugar del suceso. La primera de ellas estaba ubicada en una planta superior del edificio, mientras que la segunda había sido plantada en un vehículo aparcado frente al mismo. Un tercer artefacto ha sido desarticulado.

Se teme que el número de muertos y heridos pueda aumentar, ya que varios testigos han indicado que hay víctimas en el interior del edificio, que ha sufrido importantes daños.

En los últimos meses se han registrado varios incidentes con bomba en el país, sucesos que han ido en aumento desde el derrocamiento el 3 de julio del entonces presidente Mohamed Mursi a través de un golpe de estado.

El 24 de julio, un militar falleció y otros 19 resultaron heridos tras un atentado contra una comisaría de Mansura. El 5 de septiembre, el ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, sobrevivió a un atentado con coche bomba cuando su convoy circulaba por el barrio cairota de Ciudad Naser.

Asimismo, los incidentes se han incrementado drásticamente en la península del Sinaí, donde el Ejército ha lanzado numerosas operaciones contra grupos de ideología salafista inspirados en la organización terrorista Al Qaeda.

El incidente más sangriento tuvo lugar el 20 de noviembre, cuando once soldados murieron y otros 34 resultaron heridos en un ataque con coche bomba contra un convoy militar en la localidad de El Arish. La autoría del ataque fue reclamada por el grupo armado Ansar Bait al Maqdis, quien estuvo involucrado en el atentado contra Ibrahim.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *