Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

            

Al Covirán Granada se le escapa el triunfo sobre la bocina

El conjunto rojinegro ha sumado su primera derrota en casa al perder por un ajustado 70-73 frente al Liberbank Oviedo

Carlos de Cobos se lamenta durante el partido | Foto: Antonio L. Juárez
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

Un triple de Josep Pérez a falta de treinta segundos parecía poner la sentencia. El alicantino apareció en el momento idóneo para estampar su sello en el encuentro. Jakstas falló sus dos tiros libres, al igual que Pardina inmediatamente después, aunque aún no dolían. Dolieron cuando Arteaga, a falta de siete segundos y siete décimas del final del partido, devolvió la ventaja al Liberbank Oviedo, que ya no la desperdició. Aunque sobre la bocina, el Covirán Granada ha sumado su primera derrota en casa, la segunda consecutiva, ante el cuadro ovetense, que se ha impuesto por un 70-73 en un partido de claro dominio visitante en los dos primeros cuartos y que, con garra, fue remontado por el conjunto rojinegro, que se acabó acordando de la falta de acierto en el primer parcial, especialmente.

El conjunto granadino regresaba al Palacio de los Deportes con la intención, y casi necesidad, de olvidar la derrota de la pasada jornada en Barcelona con un nuevo triunfo, el tercero consecutivo en casa, que le afianzase más aún en su feudo. Pero en esta ocasión, su condición de local casi resultaba una anécdota, pues el Liberbank Oviedo, la piedra ante la que se topaban los de Pablo Pin en esta tarde de domingo, no parece acusar los viajes. El cuadro asturiano contaba sus encuentros como visitante por victorias, y no estaba dispuesto a perder la costumbre.

Lo demostró desde su primera posesión, aprovechando los errores ofensivos del cuadro nazarí. Ignacio Rosa inauguró el marcador en el primer ataque articulado por el conjunto amarillo, y lo hizo con un triple que vaticinaba lo que le esperaba al Covirán Granada en el primer cuarto. Los pupilos de Javi Rodríguez fueron un rodillo desde la línea de tres, como demuestran sus cinco triples de ocho al final del primer parcial.

Pero la superioridad ovetense no solo se materializaba desde el tiro exterior. El Liberbank Oviedo dio una exhibición de juego combinativo por dentro ante la que los rojinegros poco pudieron hacer. Alo Marín, Sergio Olmos, Devin Wright y Guille Rubio protagonizaron tímidos acercamientos en el marcador que, sin embargo, no hacían peligrar la ventaja visitante, que se fue al segundo cuarto con un 16-29 a su favor.

En este, los ovetenses no levantaron el pie del acelerador, pese a que fue Devin Wright el que inauguró el parcial. Era un espejismo. El conjunto rojinegro se había dejado el acierto en el vestuario y los asturianos, guiados en esta ocasión por Jakstas, aprovechaban las lagunas de concentración de las que hizo gala el Covirán Granada.

Empezaban a sangrar los granadinos (20-36) cuando el Palacio acudió en su ayuda. Las 4.007 personas que habían abarrotado el feudo granadino convirtieron el recinto del Zaidín en una auténtica olla a presión que empujó a los nazaríes durante el último tramo del cuarto. Bortolussi y Carlos de Cobos anotaron desde la línea de 4’60 metros, mientras que Eloy Almazán dejó la diferencia en nueve puntos a falta de menos de un minuto para el descanso (29-38). Víctor Pérez se encargó de aprovechar el tiempo restante para torpedear el buen momento nazarí con dos tiros libres que mandaron el choque al descanso con un claro 29-40 a favor de su equipo.

A la vuelta del vestuario, el conjunto rojinegro mejoró. Le faltaba fluidez, a raudales, y cada tiro de tres visitante entraba en la canasta rojinegra como una daga, pero el ímpetu de Eloy Almazán y Carlos Corts podía con ello. Ambos, con siete puntos y cinco, respectivamente, fueron los principales artífices de la remontada granadina durante el tercer cuarto, aunque fueron Guille Rubio y Alejandro Bortolussi los que redujeron la ventaja del Liberbank Oviedo a tres puntos hasta en dos ocasiones.

Pero la emoción no se acababa ahí. Faltaba menos de un minuto para el final del tercer parcial y el electrónico reflejaba un 55-59 cuando llegó el éxtasis nazarí. Bortoussi, con dos tiros libres, redujo la diferencia a dos, tras lo que apareció de la nada Carlos de Cobos para culminar un contraataque armado por Josep Pérez y poner el empate a 59 en el electrónico -el parcial terminó con un 30-19 favorable a los de Pablo Pin-.

Estalló el Palacio y esto espoleó a un Covirán al que, sin embargo, le costó romper la igualdad. Bortolussi abrió el cuarto acto, pero Jakstas le respondió de inmediato reinstaurando el empate, esta vez a 61. Las canastas se sellaron entonces, hasta que Manu Rodríguez, desaparecido hasta entonces, llegó con la llave para abrirlas.

El ’11’ granadino puso por delante a su equipo con una canasta que, posteriormente, adornó con una bonita asistencia a Guille Rubio que puso los 65 puntos en el casillero local, aunque esto aún no certificaba la victoria. El Covirán Granada y el Liberbank Oviedo intercambiaron golpes buscando noquear a su rival, y, aunque Josep Pérez enchufó un triple que parecía decidir el partido, acabó siendo el cuadro ovetense el que salió victorioso. Arteaga, a falta de siete segundos y tras posiblemente cometer pasos, anotó el 70-71 después de que Joan Pardina desperdiciase desde la línea de tiro libre la oportunidad de sentenciar el choque. Imitó a Jakstas, que justo antes había fallado otros dos tiros desde los 4’60 metros, lo que propició el contraataque con el que el Liberbank Oviedo se puso por delante.

Se la jugaron los de Pablo Pin en los últimos instantes, pero no solo no lograron anotar, sino que recibieron dos tiros libres de Víctor Pérez que colocaron el definitivo 70-73 en el electrónico. Con este, los ovetenses continúan con su buena dinámica como visitantes, mientras que los granadinos han visto profanado ‘su templo’ y, además, encadenan dos derrotas consecutivas.

Ficha técnica:

Covirán Granada: Alejandro Bortolussi, Josep Pérez, Alo Marín, Joan Pardina y Sergio Olmos.

También jugaron: Eloy Almazán, Carlos Corts, Manu Rodríguez, Devin Wright, Guille Rubio, David Iriarte y Carlos de Cobos.

Liberbank Oviedo: Fran Cárdenas, Van Zegeren, Matti Nuutinen, Davis Geks e Ignacio Rosa.

También jugaron: Víctor Pérez, Oliver Arteaga, Jakstas, Bouzán y Sergio Llorente.

Árbitros: Quintas Álvarez, Sánchez Cutillas y Hurtado Almansa.

Parciales: 16-29; 13-11; 30-19; 11-14.

Resultado final: 70-73.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la sexta jornada de Liga en LEB Oro disputado en el Palacio de los Deportes de Granada, ante 4.007 espectadores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.