Viernes, 21 Julio, 2017

            

Al Bashir acude a la cumbre de la UA a sabiendas de que no puede abandonar el país

El mandatario africano está acusado de crímenes de guerra



image_print

Un tribunal sudafricano ha ratificado que el presidente de Sudán, Omar Hasán al Bashir, deberá permanecer en el país como mínimo hasta mañana lunes, confirmando así su dictamen inicial a petición del Tribunal Penal Internacional (TPI), que ha emitido una orden de arresto contra el mandatario africano por crímenes de guerra, genocidio y crímenes contra la Humanidad.

A pesar de ello, el mandatario africano ha comparecido en la foto de grupo inaugural de la cumbre de la Unión Africana y desde su oficina de Presidencia no existe temor alguno de que Al Bashir acabe detenido. De hecho, el partido del Gobierno de Sudáfrica, el Congreso Nacional Africano, ya ha anticipado que rechaza la orden y ha pedido una revisión de los estatutos del TPI.

El Ejecutivo sudafricano como tal no se ha pronunciado todavía pero todo parece indicar que también repudiará el dictamen, dado que considera que Al Bashir tiene inmunidad diplomática al participar en la cumbre.
Según Naciones Unidas, cerca de 300.000 personas (100.000 según Sudán) fueron asesinadas y otros dos millones tuvieron que huir de sus hogares durante los once años de conflicto en el país africano.

Por ello, la ONG Human Rights Watch y otros grupos proderechos humanos han pedido a Sudáfrica que actúe inmediatamente para detener a Al Bashir. Si no lo hace, el viaje del presidente sudanés “será una mancha en la reputación del país y en su promoción de la justicia”, señala HRW en un comunicado.

Al Bashir, no obstante, considera que la orden de arresto del TPI es un acto de persecución “colonialista”. En diciembre de 2014, el mandatario se vanaglorió de la paralización temporal de la investigación del TPI sobre su persona por la falta de cooperación, según denunció el organismo, del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

“Querían ponernos de rodillas ante el Tribunal Penal Internacional, pero el TPI se ha puesto manos arriba y ha reconocido su derrota”, ha afirmado Al Bashir en un duro discurso en el que ha reivindicado la firmeza contra los grupos armados de Darfur. “El pueblo sudanés ha derrotado al TPI y ha rechazado entregar a ningún sudanés a los tribunales coloniales”, ha añadido.

El Gobierno sudanés, por su parte, ha restado importancia a la orden judicial emitida este domingo para impedir que el presidente Al Bashir abandone Sudáfrica. “Estamos encantados de estar aquí y no hay ningún problema”, han afirmado a Reuters fuentes de la Presidencia sudanesa.

No obstante, la orden del magistrado Hans Fabricius estipula que “Al Bashir no debe salir de Sudáfrica” y debe ser “puesta en conocimiento de todos los funcionarios”, según el dictamen recogido por el medio sudafricano EWN. Ahora, el Estado tiene hasta las 9 de la mañana de este lunes para presentar su apelación, que se hará pública dos horas después, cuando se espera que el juez emita su valoración definitiva.

TPI

Hace unas horas, el TPI publicó un requerimiento por el que solicitaba a Sudáfrica como país firmante del Estatuto de Roma, piedra fundacional de la corte, el arresto inmediato de Al Bashir, imputado en 2009 por su responsabilidad en la represión de la revuelta de grupos no árabes de Darfur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *