Jueves, 14 Diciembre, 2017

            

Air Nostrum dejará de operar en enero las líneas aéreas de Melilla con Almería y Granada

El Gobierno de Melilla ha mostrado su contrariedad por esta decisión, que obedece únicamente a motivos económicos, y ha defendido la necesidad de los melillenses de tener comunicaciones aéreas regulares con Almería y Granada

Air Nostrum
E.P.


image_print

La compañía aérea Air Nostrum dejará de operar sus líneas de Melilla con Granada y Almería en enero de 2017 al no ser consideradas rentables mientras mantiene las de Málaga y Madrid, que sí tienen una gran ocupación de pasajeros, según han informado fuentes gubernamentales.

La primera que dejará de funcionar será la de Melilla con Granada a partir del 9 de enero, mientras que la de Almería cesará el 11 de enero, han detallado las citadas fuentes, porque además de la baja ocupación, Air Nostrum ha encontrado más competencia en el mar por la irrupción en las navegaciones marítimas de las navieras Armas –que conecta con Motril (Granada)– y Balearia –con Almería–, que compiten con la única naviera que realizaba estas operaciones, Trasmediterránea.

El Gobierno de Melilla ha mostrado su contrariedad por esta decisión, que obedece únicamente a motivos económicos, y ha defendido la necesidad de los melillenses de tener comunicaciones aéreas regulares con Almería y Granada.

El viceconsejero de Turismo, Javier Mateo (PP), ha admitido este viernes que no le gusta la información de la cancelación de estas líneas que le ha proporcionado Air Nostrum a lo largo de esta semana pero ha reconocido que, al tratarse de una empresa privada, franquicia de Iberia, la Ciudad Autónoma de Melilla tiene un papel de mediación y negociación pero no puede obligar a la compañía a realizar unas determinadas rutas.

Mateo ha avanzado que el Ejecutivo va a hacer todo lo que esté al alcance de sus manos para evitar que las líneas aéreas de Melilla con Granada y Almería cesen en enero de 2017 y ha señalado que la alternativa sería buscar una fórmula que cubra las deficiencias económicas, una cuestión difícil pero que no se descarta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *