Martes, 25 Julio, 2017

            

Agricultores de la costa solicitarán ayudas por los daños que la tromba de agua ha ocasionado en invernaderos

Los principales daños fueron ocasionados por la riada que desbordó la Rambla del Barranco de las Angosturas en el municipio de Albuñol y la Rambla del Acebuchal en Casarones del municipio de Rubite



image_print

La tromba de agua del pasado lunes ha ocasionado cuantiosos daños en invernaderos y estructuras agrícolas de la costa granadina, donde algunas infraestructuras han quedado “totalmente destrozadas”, especialmente en el término municipal de Albuñol.

La zona más afectada se localiza en los seis kilómetros de la Rambla del Barranco de las Angosturas de Albuñol, pues al desbordarse el agua dañó buena parte de la infraestructura de invernaderos que hay en sus márgenes, donde también se localizan almacenes de suministros, como plásticos y estiércol, que se han inundado.

Así lo ha explicado a Europa Press el secretario provincial de COAG Granada, Miguel Monferrer, que está visitando este martes las zonas afectadas a fin de cuantificar los daños y solicitar ayudas a la administración para los agricultores, que en su mayoría ya habían iniciado la producción.

Los principales daños fueron ocasionados por la riada que desbordó la Rambla del Barranco de las Angosturas en el municipio de Albuñol y la Rambla del Acebuchal en Casarones del municipio de Rubite, y que se cobró la vida de dos personas.

Monferrer ha relatado que esta rambla tiene mucha recogida de agua y cuando cayó la tromba había mucha gente en la zona trabajando en sus explotaciones que habían aparcado sus vehículos a las puertas de las parcelas, algunos de los cuales fueron arrastrados por la riada. Actualmente hay numerosos accesos a explotaciones que están cortados por la acumulación de agua.

COAG está procediendo a cumplimentar declaraciones de daños para presentarlas a la Delegación de Agricultura y Pesca de la Junta en Granada y pedir ayudas por los daños ocasionados a los cultivos, además de medidas fiscales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *