Jueves, 19 Octubre, 2017

            

Agentes de Medio Ambiente censan 3.034 aves acuáticas invernantes en 33 zonas húmedas de Granada

En el Día Internacional del Agua se destaca la importancia de las zonas húmedas a través del estado y el número de las aves que las ocupan

Foto: gabinete
Gabinete


image_print

La delegada de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Inmaculada Oria, ha presentado el resultado del censo de aves acuáticas invernantes realizado por Agentes de Medio Ambiente en 33 zonas húmedas de la provincia de Granada. El resultado del trabajo de observación, llevado a cabo en la última semana de enero, dio como resultado el censo de 3.034 aves pertenecientes a 33 especies diferentes de acuáticas, correspondiendo a familias de anátidas, garzas, chorlitos, cormoranes, fochas, entre otras.

Desde el embalse del Cubillas, a las Lagunas de Padul, pasando por la Reserva Natural Concertada Charca Suárez, el embalse de los Bermejales, e incluso por la Balsa de decantación de las minas de Ezcúzar, o las patanetas del Turro y Alhama de Granada, el equipo de Agentes de Medio Ambiente que componen la Unidad Biogeográfica nº 5 han llevado a cabo, según la delegada de Medio Ambiente “una tarea muy importante que nos permite conocer el número y especies de aves acuáticas que utilizan las zonas húmedas de la provincia, lo supone el reflejo del buen estado de conservación de un humedal”.

El censo de este año pone de manifiesto la buena situación de la Focha Común con 784 ejemplares censados, seguida por el Cormorán grande con 483 ejemplares, datos que contrastan con la localización de un solo ejemplar de Martín pescador, Aguilucho lagunero o Porrón Pardo, especies estas últimas que se vigilará su evolución. Según informó Esther Ramón, coordinadora provincial de los Agentes de Medio Ambiente en la provincia de Granada, “las cifras obtenidas este año están dentro de la normalidad. Hemos visto como se han aumentado el número de individuos en la Laguna de Padul y en otras, como en el Embalse del Portillo, se produce un descenso del número de aves, lo que achacamos a las condiciones meteorológicas”.

La presentación de este censo se ha realizado en el marco del Día Mundial del Agua, que este año tiene como lema Agua y Empleo, “lema que con la existencia y conservación de estas zonas húmedas podremos poner en práctica al disponer de unos espacios protegidos sostenibles que ofrezcan posibilidades de empleo a través de su conservación, usos recreativos y otros servicios que puedan desarrollarse en sus entornos”, según Oria.

Los humedales de la provincia de Granada, por su localización como lugar de paso para las aves migratorias que se dirigen hacia latitudes más cálidas para pasar el invierno, son lugares propicios para la observación de aves por ser espacios de descanso en su larga ruta. Para la Junta de Andalucía, la conservación de estos espacios es clave de ahí que desde la Consejería de Medio Ambiente se lleve a cabo el Plan Andaluz de Humedales que fomenta el uso racional de estos espacios e integra los valores ecológicos, económicos, socioculturales y científicos que confluyen en ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *