Miércoles, 25 enero, 2017

ADIF prorroga la incomunicación ferroviaria directa de Granada hasta febrero

Las obras del AVE hasta Granada retrasan la rehabilitación de las conexiones con el levante y Madrid a través de Bobadilla

Imagen de archivo de Estación de tren de Avenida de Andaluces


image_print

Hasta febrero. Según ha informado en rueda de prensa el portavoz municipal del PSOE, Paco Cuenca, y tal y como ha confirmado este medio con personal de Adif en la estación de Avenida de Andaluces, la ciudad permanecerá incomunicada por vía ferroviaria con el resto de España -excepto Almería- de forma directa hasta febrero, retrasando la última fecha dada por Adif del 6 de septiembre.

Las obras del AVE en el tramo Antequera-Granada retrasan la rehabilitación de la conexión a través de Bobadilla, con lo que pasará casi un año desde el corte de las vías realizado en abril. Una visita a la estación basta para comprobar que hay más autobuses que trenes. Los viajes a Madrid, Sevilla, Algeciras y Barcelona comienzan todos en autobús hasta la estación de Santa Ana, en Antequera.

Igualmente Cuenca ha lamentado que no se puedan comprar billetes en la estación granadina para viajar en el mismo día, al estar reservados todos los asientos para los que parte desde Antequera. Es por ello que el portavoz municipal, que lleva “un mes callado”, haya interpelado públicamente al alcalde para que “levante la voz en defensa de Granada”. Cuenca se ha ofrecido a “defender a Granada” para “tener conexiones como el resto de ciudades”.

El portavoz del grupo del PSOE en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Cuenca, ha afirmado este jueves en rueda de prensa que la apertura de las líneas ferroviarias en Granada se demorará hasta el mes de febrero y ha criticado el “silencio” del alcalde, José Torres Hurtado, a este respecto.

AGRAFT SECUNDA LA PROTESTA

La Asociación Granadina de Amigos del Ferrocarril y del Tranvía (Agraft) se ha sumado a esta protesta asegurando, también, que la apertura de la línea Granada-Bobadilla “se retrasará hasta el 7 de febrero” y criticando, en este sentido, que “la mala planificación y el incumplimiento de ADIF y Renfe han llevado al sistema ferroviario granadino a una situación “crítica y difícil”.

El presidente de Agraft, Carlos Peña, ha asegurado que al nuevo retraso “hay que sumar el diseño de un Plan de Transporte Alternativo (PAT) basado en los trasbordos por carretera y la supresión del Tren Hotel con destino a Barcelona”.

“Renfe no puede prolongar por más tiempo un PAT diseñado para un corte temporal de cuatro meses y no de 10 o de un año”, ha agregado Peña quien ha calificado de “necesario disponer de un itinerario ferroviario alternativo, la línea de Moreda a Linares-Baeza, para intentar atraer a ese 40 por ciento de viajeros que Renfe dice que ha perdido, con precios y servicios competitivos”.

Por ello, Agraft ha pedido a los representantes de la sociedad granadina que “constituyan urgentemente una mesa técnica” por el Ferrocarril en Granada, donde se analicen, diseñen y consensuen una serie de intervenciones a medio plazo tanto en infraestructuras como servicios ferroviarios” puesto que “la llegada de la Alta Velocidad a Granada no supone que se hayan resuelto todas las necesidades en materia ferroviaria, de ahí que la constitución de esa mesa sea tan importante y urgente”, ha concluido.

Ya el pasado mes de agosto, ADIF comunicó a Europa Press que las obras en la infraestructura en la línea de tren Granada-Bobadilla se alargarían después de que ADIF solicitara una moratoria hasta octubre por el retraso en la ejecución debido a varios requerimientos medioambientales por parte de la Junta de Andalucía.