Lunes, 23 enero, 2017

Acuerdan reforzar la seguridad en la zona norte de Granada para evitar agresiones a los conductores de autobús

Un problema que viene de hace meses: "Ya sufrimos hasta catorce ataques en Halloween y el verano pasado un vehículo recibió un disparo"

Autobus Rober | Imagen de archivo
E.P.


image_print

El comité de empresa de Transportes Rober, la concesionaria del servicio de autobús urbano en Granada capital, ha acordado con la dirección, el Ayuntamiento de la ciudad y la Policía Nacional reforzar la seguridad en la zona norte para evitar agresiones a los conductores, después de que el pasado martes uno de ellos recibiera disparos de perdigón en la parada de la calle Arquitecto Modesto Cendoya.

Como ha explicado el presidente del comité de empresa, Francisco Barranco (CCOO), tras la reunión mantenida entre las partes implicadas  el protocolo de seguridad activado contempla el desvío de la línea por un recorrido alternativo de carácter provisional. Esto es lo que ha ocurrido en la línea N5 que conecta Caleta con Modesto Cendoya, cuya regulación se hará por Joaquina Eguaras.

Además se ha acordado reforzar la presencia policial en zonas conflictivas, en este caso de la zona norte de la capital, según ha informado en una nota el comité, que ha mostrado “su condena más enérgica” por este tipo de agresiones sufridas en el desempeño del trabajo.

El presidente del comité de empresa ha afirmado que éste se trata de un problema que vienen sufriendo hace meses: “Ya sufrimos hasta catorce ataques en Halloween y en verano pasado un vehículo recibió un disparo, como ha pasado en esta última ocasión”, ha incidido Barranco, que ha pedido una solución inmediata al entender que los conductores no pueden “ir a trabajar temiendo por su integridad física y la de los usuarios y usuarias”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *