Martes, 28 Marzo, 2017

Acepta 14 años de prisión por asesinar a su vecino en Alhendín tras incendiar su casa

La Fiscalía reclamaba inicialmente para él 19 años y medio de prisión por un delito de asesinato y otro de daños

Foto: E.P
E.P


image_print

El acusado de asesinar a su vecino con un cuchillo de cocina tras prender fuego a su vivienda en Alhendín (Granada) ha aceptado este lunes los hechos y cumplir una condena por ello de 14 años y medio de prisión.

La Fiscalía reclamaba inicialmente para él 19 años y medio de prisión por un delito de asesinato y otro de daños, pero un acuerdo de conformidad previo entre las partes ha hecho innecesaria la celebración de la vista, prevista desde este lunes en la Audiencia Provincial de Granada con un tribunal del jurado, que no ha llegado a constituirse.

Así, la defensa y las acusaciones han acordado para el procesado, Manuel A.G., de 49 años, una pena menor, aunque por los mismos delitos, 14 años de prisión por asesinato y seis meses por daños, además de la prohibición de acercarse a la viuda de la víctima o comunicarse con ella por un periodo de 15 años y un día.

Tras el acuerdo entre las partes, el juicio ha quedado visto para sentencia, que irá en la línea de la petición formulada de forma conjunta entre acusaciones y defensa.

Según la acusación de la Fiscalía, los hechos se remontan a las 22,00 horas del 14 de enero de 2015, cuando el acusado se dirigió a la casa de su vecino, con el que tenía desavenencias anteriores “por causas no determinadas”, en la calle Mulhacén del municipio de Alhendín.

Portaba un cuchillo de grandes dimensiones, con el que tenía “intención preconcebida” de causarle la muerte, y llevó también un rollo de papel higiénico y un bote de disolvente, con los que prendió fuego a una de las ventanas, con el propósito de obligar a su vecino a que saliera a la calle.

Al notar efectivamente su víctima un fuerte olor, salió al exterior, momento en el que el acusado, “inopinadamente”, sacó el cuchillo que llevaba, de hoja monocortante y de una anchura de unos dos centímetros, y le apuñaló dejándole sin posibilidad de defensa ante lo “inesperada” de la agresión.

Le causó heridas en la región abdominal que le produjeron un shock hemorrágico o hipovolémico por la pérdida de sangre tras la doble perforación de la vena ilíaca común derecha, que le provocó la muerte. Además, el procesado causó daños en la vivienda tasados en cerca de 1.962 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *