Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Absuelto de abuso sexual a la hija de la pareja de su madre por las "contradicciones" de la menor

Según consideraba la Fiscalía, los abusos denunciados tuvieron lugar del 11 al 28 de agosto de 2006, cuando la menor se trasladó a la casa en la que vivía su padre para pasar un periodo de vacacional con él.

E.P


image_print

La Audiencia de Granada ha absuelto a un joven de 27 años acusado inicialmente de abusar sexualmente de la hija menor de edad de la pareja de su madre, en el verano de 2006, por las “contradicciones” de la niña. El procesado se enfrentaba a una condena de tres años de prisión y el pago de 10.000 euros en concepto de indemnización a la menor, que entonces tenía diez años.

En su sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la Sección Primera considera que no existía “relación alguna” entre el inculpado y la niña, quienes se conocieron con ocasión del desplazamiento de ésta desde Palma de Mallorca, donde residía su madre, hasta Benalúa (Granada) para pasar unos días con su padre.

Los magistrados afirman que no tienen pruebas, como sostenía la defensa, de que la madre pudiera haber influido en su hija para perjudicar al padre, aunque fuese manera indirecta. Ahora bien, inciden en que “no hay corroboración periférica” de carácter objetivo que permita constatar los hechos imputados al joven, ya que se observan “numerosas e importantes contradicciones” en el testimonio de la menor, y de su madre.

Por ello, consideran que la sola declaración de la niña “no puede ser considerada suficiente para destruir el principio de presunción de inocencia”, y acuerdan absolver al inicialmente acusado, en una resolución contra la que cabe la interposición de recurso de casación.

Según consideraba la Fiscalía, los abusos denunciados tuvieron lugar del 11 al 28 de agosto de 2006, cuando la menor se trasladó a la casa en la que vivía su padre para pasar un periodo de vacacional con él.

Sin embargo, el procesado, que entonces se encontraba en el pueblo por el verano, puesto que estaba estudiando en una institución religiosa en Madrid, señaló en el juicio, que tuvo lugar el pasado 28 de enero, que nunca se quedó sólo con la niña, con la que no tenía apenas relación, y negó que la sometiera a abusos, como ahora han ratificado los jueces de la Audiencia. De hecho, atribuyó a una “venganza” de la madre de la niña contra el padre la denuncia, dirigida contra el hijo del que era su pareja.

 

El padre de la menor corroboró su versión y aseguró que en la casa de Benalúa, donde sigue conviviendo con su actual pareja, la madre del acusado, la niña nunca se quedó sola con él. Afirmó además que no ve a su hija desde que la madre interpuso la denuncia, en 2006, y también indicó que su exmujer ya le advirtió de que no iba a volver a verla tras reclamarle un aumento de la pensión de manutención, a lo que él se negó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *