Sábado, 23 Septiembre, 2017

            

Abbas, decidido a desvelar la verdad sobre la muerte de Arafat

"Independientemente de las consecuencias"

E.P


image_print

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha subrayado este domingo que el organismo está decidido a desvelar la verdad sobre el fallecimiento del exmandatario Yasser Arafat, “independientemente de las consecuencias”, según ha informado la agencia palestina de noticias Maan.

“Estoy seguro de que el comité de investigación desvelará la verdad, que será publicada a nuestro pueblo”, ha indicado durante un discurso grabado publicado coincidiendo con una ceremonia para conmemorar el noveno aniversario de la muerte de Arafat.

El comité nombrado por la Autoridad Palestina para analizar la muerte del expresidente señaló el viernes a Israel como el “primer” y “único” sospechoso” del “asesinato” del ‘rais’, que según los análisis de sus restos habría fallecido envenenado por polonio-210.

“Abu Amar (nombre de guerra de Arafat) no murió por la edad, por enfermedad o de causas naturales”, aseguró el director del comité, Tawfiq Tirawi, después de que los expertos internacionales hayan confirmado que se han hallado trazas de polonio en los restos del exlíder palestino.

Tirawi, responsable de los servicios de Inteligencia cuando Arafat perdió la vida en 2004, recordó al “mártir” y subrayó que seguirán trabajando para averiguar “quién está detras” de su muerte y “quién tiene los medios técnicos y científicos” para cometer un crimen así.

El pasado noviembre, expertos suizos, franceses y rusos tomaron muestras de los restos de Arafat después de que un documental de la cadena Al Yazira revelara una cantidad inusual de polonio en sus objetos personales.

Arafat enfermó en octubre de 2004 con síntomas de lo que parecía una gastroenteritis agua con diarrea y vómitos. En un primer momento, las autoridades palestinas aseguraron que estaba sufriendo una gripe. Posteriormente, fue trasladado a París y quedó ingresado en coma en el hospital militar de Percy, donde falleció el 11 de noviembre de 2004.

La causa oficial de su muerte fue un fallo multiorgánico pero los doctores franceses dijeron entonces que no podían determinar el origen de su enfermedad pero no realizaron ninguna autopsia.

Arafat logró escapar con vida de un ataque israelí contra la sede principal de su organización en Túnez en 1985 porque salió a correr justo cuando las aeronaves bombardearon el edificio y acabaron con la vida de 73 personas.

En 1982, el ‘rais’ logró salir ileso cuando la aviación israelí atacó Beirut, la capital libanesa y el edificio en el que creía que se refugiaba y que ya había abandonado. Años más tarde, en diciembre de 2001, Arafat escapó del bombardeo perpetrado por helicópteros israelíes en la Mukata, el palacio presidencial palestino en Ramala (Cisjordania).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *