Martes, 25 Julio, 2017

            

¿A quién salvarías del Granada tras la temporada?

Granada Digital hace balance de la plantilla del curso 2016-2017, en la que tan solo aprueban seis jugadores de los 37 que han pasado por el plantel

Jugadores del Granada CF, durante un calentamiento previo a un partido esta temporada | Foto: Antonio L. Juárez
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

Una temporada que acaba con un descenso más que merecido no da para muchos elogios. Así, Granada Digital hace balance de la plantilla del Granada CF durante la temporada que acaba de finalizar, la 2016-2017.

En un breve resumen numérico, la plantilla del Granada ha llegado a tener este curso un total de 37 jugadores. De los cuales, se cuentan 4 porteros, 12 defensas, 17 centrocampistas y 4 delanteros. Además, ha habido cuatro entrenadores. El cesado P

En el particular balance que realiza Granada Digital de la mencionada temporada, registramos tres notables (7), tres aprobados raspados (5), seis insuficientes (4), 19 suspensos (0-3) y seis jugadores sin nota por haber jugado poco o nada. Por fortuna, este aciago año ha finalizado y ya se trabaja en el regreso a la élite, con el director deportivo, Manolo Salvador, al mando.

Ochoa, uno de los mejores jugadores del Granada esta temporada | Foto: Antonio L. Juárez

PORTEROS

Guillermo Ochoa: NOTABLE. 39 partidos. El portero cedido por el Málaga ha sido el mejor jugador de la temporada. Aunque comenzó con cierta inestabilidad y algunos fallos, el mexicano se ha ido agrandando en la meta rojiblanca hasta hacerse gigante. Sus actuaciones han provocado que el Granada no sea más humillado aún de lo que ha sido durante el curso. A pesar de haber salido ganando en el rendimiento individual, se ha convertido en el portero con más goles encajados en una temporada en Primera División (82) y también en el que más paradas ha hecho. Lo ha jugado todo, sin dar oportunidades a sus suplentes.

Oier Olazábal: SIN OPCIONES. 1 partido. Solo jugó un partido en Copa del Rey. En dicho partido, el Granada perdió 2-0 ante el Osasuna. En enero se marchó cedido al Levante, en Segunda División, donde tampoco ha contado con minutos, jugando tan solo, hasta el momento, dos partidos. El Levante, tras ascender a Primera División, está obligado a efectuar una opción de compra que se introdujo en la operación si se conseguía dicho ascenso.

Kelava: SIN MINUTOS. A pesar de ello, su calidad humana dentro del vestuario es de admirar. Nunca ha dado problemas al club y su profesionalidad es de sobresaliente. Se marchó en el mercado invernal al Debrecen, en Hungría.

Rui Silva: SIN MINUTOS. Aún no se ha estrenado. Su oportunidad llegará la próxima temporada. Será uno de los pocos jugadores de la plantilla que sigan en Segunda División.

DEFENSAS

Foulquier: INSUFICIENTE. 22 partidos. El francés ha ido acarreando lesiones toda la temporada, las cuales han empobrecido su rendimiento. Ha demostrado compromiso y lealtad al club. Al ser del fondo de jugadores de Gino Pozzo, su continuidad está muy en entredicho la próxima temporada.

Tito: SUSPENSO. 12 partidos, 1 asistencia. Nunca alcanzó el buen nivel mostrado durante su etapa en el Rayo Vallecano. En enero se marchó cedido al Leganés, donde se quedará tras la permanencia lograda por el equipo madrileño.

Vezo: SUSPENSO. 20 partidos, 1 asistencia. No ha demostrado ser un defensa de garantías ni de calidad, ni mucho menos se ha ganado estar la próxima temporada en el Valencia, un equipo de enjundia en el fútbol español. El portugués no tenía nada clara su llegada al Granada desde el principio, algo que se ha notado en exceso durante todo el curso.

Ingason: SUSPENSO. 17 partidos, 1 gol. Llegó como una solución de urgencia en el mercado de invierno por 1,5 millones de euros, procedente del fútbol belga. El islandés ha resultado ser un auténtico fiasco, otro más con el sello de Piru. Sus actuaciones han estado llenas de errores garrafales. No está preparado para jugar en la élite y se duda de su nivel incluso para Segunda División. En principio, estará la próxima temporada en el equipo.

Ingason, uno de los grandes fiascos del mercado invernal | Foto: archivo GD

Lombán: SUSPENSO. 23 partidos, 1 gol. Ha estado muy lejos de lo que se esperaba de él. El nivel que mostró en el Elche no ha llegado a verse por Los Cármenes ni la pasada campaña ni esta. Se le atribuían cualidades de líder en un grupo joven y de seguridad defensiva, el estandarte en la zaga… pero nada estaba más lejos de la realidad. Las pocas jornadas con Jémez le han pasado factura durante todo el curso, minando su confianza. El descenso le libera de su vinculación al Granada y puede elegir cuál será su destino la próxima temporada.

Saunier: INSUFICIENTE. 17 partidos. Ha sido el mejor central del equipo, demostrando rigor al corte e inteligencia al sacar el balón, aunque teniendo en cuenta el pobre bagaje defensivo esta temporada, esto no era muy difícil. El francés comenzó siendo un ‘bluf’ por no gustar a Jémez, sin embargo, tras la marcha del cordobés, ha cumplido cuando las lesiones le han dejado. Precisamente, la condición física ha sido su cruz.

Tabanou: SUSPENSO, 7 partidos. De las grandes decepciones del curso. Llegó como el jugador elegido para hacerse con el carril izquierdo, pero no se ganó el puesto con ninguno de los cuatro entrenadores. Tan solo ha disputado 7 partidos en toda la temporada.

Héctor Hernández | Foto: Pepe Villoslada / Granada CF

Héctor Hernández: INSUFICIENTE. 13 partidos, 2 asistencias. Llegó en enero, cedido por la Real Sociedad, para ocupar la plaza de Gabriel Silva. Hernández se ganó al público en seguida, gracias, sobre todo, a su gran actuación en la goleada ante el Real Betis. Sin embargo, las lesiones han terminado siendo un lastre para él, perdiéndose partidos importantes por el camino. Además, ha sido acusado de borrarse de algunos choques. Su vuelta a Los Cármenes en la última jornada también le ha pasado factura, con pesos pesados como Foulquier, Ochoa o Adrián Ramos recriminándole su actitud.

Hongla: APROBADO. 10 partidos. El central camerunés ha cumplido en un escenario muy complicado. Con tan solo 19 años ha pasado de debutar en Segunda B a hacerlo en Primera con un equipo muy bajo de moral. Evidentemente, aún está verde y necesita más rodaje, pero ha mostrado buenas cualidades sobre el césped tanto a la hora de sacar la pelota como en términos físicos. Además, ha expresado su intención de seguir la próxima temporada en Segunda División, lo que dice mucho de su compromiso con el club que le ha dado la oportunidad de presentar al mundo del fútbol.

Estupiñán. 2 partidos. No ha tenido demasiados minutos para juzgarle. Jugó un par de partido de la mano de Lucas Alcaraz y no desentonó, aunque está verde para la élite.

Gastón Silva: SUSPENSO. 23 partidos. Muy limitado técnicamente. El uruguayo llegó por su polivalencia en defensa, pero ni de central ni de lateral ha cumplido las expectativas.

Gabriel Silva: SUSPENSO. 13 partidos. El brasileño acusó su debut liguero en Las Palmas, donde fue sustituido a la media hora de partido. Jémez le echó la cruz y no volvería a tener continuidad hasta la llegada de Alcaraz. A pesar de contar con minutos de la mano del técnico granadino, regresó en enero al Udinese.

CENTROCAMPISTAS

Uche Agbo: APROBADO. 32 partidos. Otro de los pocos jugadores que hacen un buen balance individual esta temporada. El nigeriano se enfrentaba a su primera temporada formando parte del primer equipo y ha cumplido con creces. Ha sido clave con los cuatro entrenadores y ha mejorado. Además, su margen de progresión y crecimiento es importante, ya que solo tiene 21 años. Tras llegar al 2014 a Granada, se marcha al Watford la próxima temporada, aunque tiene opciones de salir cedido.

Krhin: SUSPENSO. 12 partidos. Otro de los grandes fiascos del curso. Desaparecido durante toda la temporada. Solo se le ha visto con Tony Adams, que quería recuperarlo al ser de los pocos efectivos en propiedad. No está asegurada su continuidad en Segunda División.

Wakaso: NOTABLE. 11 partidos, 1 gol, 1 asistencia. De los mejores en lo poco que ha estado en Granada. El ghanés demostró compromiso dentro y fuera del campo. Su valía se ha disparado y es imposible que siga en Segunda División. Las maltrechas decisiones de Adams le han dejado sin jugar los últimos partidos, por lo que no se ha podido despedir de la afición en el campo.

Wakaso, durante un partido con el Granada | Foto: Antonio L. Juárez

Sergi Samper: SUSPENSO. 23 partidos. Otra gran decepción. Llegó avalado por el ‘ADN Barça’ y su afinidad con el estilo de Jémez. La marcha de este le pasó factura. Le ha venido grande la misión de liderar el centro del campo de un equipo tan novato.

Javi Márquez: SUSPENSO. 9 partidos. En los dos años y medio que ha pasado en el Granada no ha estado ni cerca de su mejor nivel. Se marchó en enero al fútbol estadounidense.

Jon Toral: SUSPENSO. 6 partidos, 1 gol. De los mejores en la pretemporada, y sin sitio durante la competición oficial. Ni se adaptó ni convenció. En enero volvió al Arsenal. Seguidamente, se marchó a cedido al Rangers, en Escocia.

Alberto Bueno: SUSPENSO. 15 partidos, 1 gol, 2 asistencias. Llegó con vitola de estrella y se fue como estrellado. La marcha de Jémez le perjudicó. Con Lucas Alcaraz nunca encontró su sitio y tampoco trabajó para ganárselo. En enero se marchó cedido al Leganés, donde tampoco ha jugado demasiado. No ha sido su año, desde luego.

Victorien Angban: SUSPENSO. 11 partidos, 1 asistencia. No era muy conocido por lo que su llegada fue una incógnita. Ha pasado sin pena ni gloria. Muy lejos de estar preparado para la máxima categoría del fútbol español.

Isaac Cuenca: INSUFICIENTE. 26 partidos, 2 goles. Ha cumplido en ciertas fases de la temporada y ha mostrado compromiso, adaptándose a las necesidades del equipo. Ha jugado de lateral derecho, lateral izquierdo, carrilero, extremo…  Su principal lastre ha sido la irregularidad. No ha llegado a tener un puesto fijo en el once nunca.

Boga: SUSPENSO. 27 partidos, 2 goles, 1 asistencia Era la gran esperanza rojiblanca esta temporada. En pretemporada creó unas expectativas que se fueron diluyendo a medida que pasaban los partidos. Tiene una calidad excepcional, pero su juventud aún le perjudica. Se desconecta de los partidos y no tiene sacrificio defensivo, lo que en un equipo ‘pequeño’ es clave.

Panagiotis Kone: SUSPENSO. 2 partidos. Llegó en enero procedente del Udinese, a préstamo. No ha jugado nada por las lesiones.

Andreas Pereira: NOTABLE. 37 partidos, 5 goles, 3 asistencias. El mejor jugador de campo de la temporada. Llegó cedido por el Manchester United, con el aval de José Mourinho, y ha cumplido con creces. El belga se ha echado el equipo a la espalda y ha demostrado muchísima calidad, aunque ha sido acusado de chupón a veces. La próxima temporada seguirá en Primera División con total seguridad. Además, ha sido de los más profesionales.

Andreas Pereira, durante un entrenamiento con el Granada | Foto: archivo GD

Mehdi Carcela: INSUFICIENTE. 24 partidos, 5 goles, 1 asistencia. Fue fichado para ser uno de los indiscutibles y hacerse grande en el nuevo proyecto, y sus números no han sido malos. Sin embargo, ha decepcionado y desaparecido en los partidos clave. No se le ha visto comprometido con el club. A pesar de todo, tiene buen cartel en España. No seguirá en Segunda División. Suena para el Real Betis.

Atzili: SUSPENSO. 11 partidos. Un tremendo fiasco. Muy lejos del nivel necesario para Primera División. Parece que volverá a su país, Israel, donde aún tiene buen cartel.

Aly Mallé: SUSPENSO. 11 partidos. Empezó bien, con humildad, luchando y sacrificándose por el equipo, pero la fama se le subió a la cabeza. No ha terminado bien la temporada. Pertenece a la cartera de Pozzo, por lo que no se sabe qué pasara la próxima campaña.

Juanan Entrena. 4 partidos. La nota más positiva del final de curso. El granadino ha mostrado garra, competitividad y muchas ganas de demostrar de lo que es capaz en el campo. La próxima temporada tiene pinta de que pertenecerá al primer equipo.

Jean Carlos. 1 partido. Ha terminado contando al final de temporada y también cuenta con opciones de seguir en la primera plantilla el próximo curso.

DELANTEROS

Ezequiel Ponce: SUSPENSO. 27 partidos, 2 goles. Empezó bien, con lucha y mucha garra, pero se vino abajo. A partir del penalti que falló ante el Real Betis (hubiera sido la primera victoria con Jémez), no fue el mismo. Se enfrentó a la grada tras anotar un gol al Valencia. Pidió perdón.

Adrián Ramos, durante un entrenamiento en el Granada | Foto: Pepe Villoslada / GCF

Kravets: INSUFICIENTE. 26 partidos, 5 goles, 2 asistencias. Hizo lo que puedo mientras pudo. Anotó goles y se mostró comprometido, pero no ha sido determinante ni titular en ningún momento. La última fase de la temporada se la ha pasado lesionado.

David Barral: SUSPENSO. 8 partidos. Su marcha en enero fue una bendición. Tras la pelea que tuvo con Isaac Cuenca, era un secreto a voces que se marcharía. Ha sido un fiasco el año que ha pasado en Granada, en el que no ha llegado ni a anotar en competición oficial.

Adrián Ramos: APROBADO. 14 partidos, 4 goles, 1 asistencia. Es evidente que es un futbolista diferente. Llegó para salvar al equipo en la segunda vuelta. Estuvo cerca, pero su condición física no ha sido la ideal, provocando que se perdiera algunos partidos clave. Su continuidad la próxima temporada es clave para tener un seguro goleador y una referencia para los demás.

ENTRENADORES

Paco Jémez: SUSPENSO. 6 partidos. 2 empates, 4 derrotas. La mayor decepción de la temporada. Llegó como abanderado de un proyecto, pero en seguida quiso abandonar el barco.

Lluís Planagumà: SUSPENSO. 1 partido, 1 derrota. Dirigió al equipo en Los Cármenes ante el Leganés. Su planteamiento fue demasiado conservador. El partido terminó con victoria pepinera por 0-1. De haber ganado, habría tenido opciones de seguir al frente.

Lucas Alcaraz: INSUFICIENTE. 24 partidos. 4 victorias, 6 empates, 14 derrotas. Lo intentó por todos los medios, logró la reacción, pero no la remató. El equipo tuvo la opción de salir del descenso bajo su mando en la jornada 26, en la visita del equipo rojiblanco al Leganés. Machís, un granadinista, alejó cualquier opción de permanencia. Todo fue de mal en peor a partir de ahí. Fue cesado tras la jornada 31, a pesar de que había renovado meses antes hasta junio de 2018.

Tony Adams: SUSPENSO. 7 partidos. 7 derrotas. El peor entrenador del Granada en su etapa más reciente. Las siete jornadas con el inglés al mando han sido un continuo ridículo ¿Lo mejor? Que todo ha terminado.

Tony Adams, durante su presentación como técnico provisional del Granada | Foto: Lupe Martín / GD

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Por puntuaciones
    Jémez 3
    Alcaraz 6
    Adams 3
    Ochoa 7
    Lomban 4
    Silva 5
    Saunier 6
    Ingasson 4
    Foulquier 5
    Héctor 6
    Hongla 5
    Isaac Cuenca 5
    Agbo 6
    Samper 4
    Angban 3
    Wakaso 7
    Krhin 4
    Boga 5
    Carcela 5
    Malle 5
    Pereira 7
    Ponce 4
    Kravetz 5
    Ramos 7
    Pocos son los que aprobaron la competicion