Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

            

A juicio una mujer acusada de cobrar durante 16 años la pensión de su madre muerta

Los hechos pueden ser constitutivos de un supuesto delito continuado de estafa o de apropiación indebida

Juzgado de la Audiencia Provincial | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada juzga este viernes a una mujer para la que la Fiscalía pide una pena de cuatro años de prisión por cobrar supuestamente la pensión de su madre, una vez que esta falleció, durante más de 16 años, haciéndose “indebidamente” con un importe de 111.138 euros.

Los hechos pueden ser constitutivos de un supuesto delito continuado de estafa o, alternativamente, de apropiación indebida por el que el fiscal también pide el pago de una multa de 3.000 euros, según consta en su escrito de acusación provisional, al que ha tenido acceso Europa Press.

La pensión de viudedad de la Seguridad Social que cobraba la progenitora de la acusada era de 620 euros al mes, y era ingresada en una cuenta de una entidad financiera con sede en Granada de la que ambas eran cotitulares.

Tras el fallecimiento de su madre, el 15 de junio de 1998, “no solo no comunicó dicha circunstancia al Instituto Nacional de la Seguridad Social”, sino que, “con ánimo de lucro, continuó cobrando en dicha cuenta la pensión de su madre ya fallecida, extrayendo y disponiendo del dinero de la misma”, mantiene la Fiscalía.

Asimismo, el Ministerio Público mantiene que, al ser integrada la entidad financiera en otro banco, éste no realizó “los controles de vivencia desde el fallecimiento de la perceptora de la pensión”, cobrando a partir del mes de octubre de 2013 “de forma automática” en una cuenta de titularidad de la acusada.

La mujer continuó cobrando la pensión “hasta su baja definitiva cursada por el Instituto Nacional de la Seguridad Social”, hasta lograr hacerse supuestamente con un importe total de 111.138 euros, de los que el banco habría de responder, de ser condenada la acusada, como responsable civil subsidiario. En total, la habría cobrado “indebidamente” desde el 1 de julio de 1998 al 31 de octubre de 2014, según precisa el fiscal.

Hay que señalar que, tras iniciarse un procedimiento administrativo, la Seguridad Social consiguió el reintegro por parte del banco de 33.736 euros, correspondientes al pago de los últimos cuatro años, más 170 euros “de saldo existente en la cuenta, adeudando una cantidad de 77.321 euros”.


Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Yo lo que no puede entender es la vagancia de los distintos organismos, vamos, que hoy día, todo digitalizado, con el cruce de información, no tendrían por qué darse estos fraudes,. Vamos a ver, cuando falleció, su madre, esta señora tuvo que enterrarla o incinerarla, alguien tuvo que informar que había fallecido, luego, la funeraria, necesita del certificado de defunción. El problema es que las instituciones no trabajan. No veo nada bien que responsabilicen al banco, porque si la hija estaba autorizada en la cuenta y la madre, no podía desplazarse, ¿por qué tiene el banco, que hacer el trabajo, que necesariamente tienen que hacer las distintas administraciones. Obligación de informar el médico que certifica la muerte, las funerarias, en fin, por favor, es que es vergonzoso, con lo que nos cuestan a los contribuyentes, tantos organismos, tantas administraciones, tantos polítiicos, para que luego no sean capaces ni de controlar en tantos años si una persona ha fallecido.
    Bueno, si no son capaces ni de controlar a los funcionarios absentistas, ¿qué van a controlar.?