Domingo, 22 Octubre, 2017

            

A juicio Jose Rubio, exalcalde de Lanjarón por la alteración del censo justo antes de las municipales

El fiscal señala que en 70 casos se presentó un formulario modelo con los datos personales de los solicitantes escritos a ordenador, e indica que de este grup0, 11 solicitudes fueron firmadas por el alcalde de Lanjarón en aquellas fechas, en virtud de la autorización dada por los instantes, generalmente parientes suyos



image_print

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada juzgará los días 14, 15 y 20 de abril al que fuera alcalde de Lanjarón (Granada), el ‘popular’ José Rubio, por presuntamente propiciar la alteración del censo, empadronando a familiares suyos en el mismo domicilio en una vivienda abandonada, justo antes de las elecciones municipales de 2007.

El procesado se enfrenta a un total de cinco años, seis meses y un día de cárcel, inhabilitación especial para el ejercicio de sufragio pasivo por el tiempo de la condena, inhabilitación para empleo o cargo público durante tres años, y multa de un total de 1.170 euros por los supuestos delitos de alteración del censo electoral y falses.

Según consta en el escrito de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, en los días 29, 30 y 31 de enero de 2007 se presentaron más de un centenar de solicitudes de empadronamiento en el municipio de Lanjarón, fechas que correspondían con los últimas días hábiles establecidos para la inclusión en el censo electoral de la localidad a las efectos de derecho de sufragio activo en las elecciones municipales que se celebrarían en el mes de mayo.

El fiscal señala que en 70 casos se presentó un formulario modelo con los datos personales de los solicitantes escritos a ordenador, e indica que de este grup0, 11 solicitudes fueron firmadas por el alcalde de Lanjarón en aquellas fechas, en virtud de la autorización dada por los instantes, generalmente parientes suyos.

Además, 88 de ellas estaban datadas el 25 de enero de 2007 fecha que no guarda correspondencia con la de presentación (29, 30 y 31 de enero) y el domicilio facilitado en la localidad de Lanjarón y que suponía su inclusión en el padrón municipal y por ende en el censo electoral, era ficticio toda vez que dichas personas ni residían ni tenían intención de residir en el pueblo.

Además, no coincidía su domicilio fiscal con el del nuevo empadronamiento, en concreto en las solicitudes de siete personas, todas ellas parientes del acusado, y que supuestamente residían en el mismo inmueble, que sin embargo presentaba signos de “evidente abandono y nulo consumo” de agua en los dos primeros trimestres del año 2007.

Amén de ello, en las solicitudes únicamente se apoderaba al acusado con carácter general para la realización del empadronamiento en Lanjarón, y fue éste, según la Fiscalía, quien las elaboró “faltando a la verdad” en las manifestaciones relativas al domicilio de los solicitantes, “con conocimiento de su evidente falsedad”.

Esa “mendaz maniobra orquestada” por el alcalde y supuso un incremento fraudulento de potenciales votantes de su partido político ante la perspectiva de la presentación de su candidatura en esos comicios realizada conscientemente por este periodo electoral, cuando era el máximo responsable de la llevanza, el control y dirección del padrón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *