Lunes, 24 de Septiembre de 2018

            

A juicio este viernes tres implicados en riña en Castell a los que piden hasta 12 años de cárcel

Se trata de tres hombres de entre 57 y 42 años y se enfrentan a supuestos delitos de lesiones

Playa de Castell de Ferro | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada tiene previsto enjuiciar este viernes a tres hombres de entre 57 y 42 años para los que la Fiscalía pide penas de hasta 12 años de cárcel por supuestos delitos de lesiones en una riña en una discoteca de Castell de Ferro, en la costa de Granada, donde otro perdió un ojo después de que a él y a su hermano les estamparan sendos vasos de cristal en la cara.

Según el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, la mayor petición de pena recae en el acusado de 42 años, en el que el fiscal observa la agravante de alevosía. El hombre de 47 años que iba con él se enfrenta a una petición de un lustro, mientras que al portero del local, de 57, la acusación pública le pide un año de prisión.

Los hechos se remontan a la madrugada del 21 de noviembre de 2010. El principal acusado y su amigo estaban en una discoteca en la carretera de Málaga, en Castell de Ferro. Sobre las 4,00 horas, ambos se dirigieron a la pista de baile, donde coincidieron con dos hermanos. “Sin mediar palabra”, el segundo estampó un vaso de cristal en la cara a uno de los hermanos y el acompañante hizo lo propio con el otro.

Este último sufrió traumatismos en cráneo y rostro y “el estallido del globo ocular derecho”, por lo que tuvo que ser intervenido de urgencia. Como secuelas, le quedó la “ablación de un globo ocular” y dos cicatrices que le producen un perjuicio estético importante”.

Ya en el exterior, los dos acusados se encontraron con el portero de la discoteca, que les instó a marcharse. No obstante, uno de ellos reaccionó propinándole un puñetazo al tiempo que le amenazaba con que le iba a “rajar”, lo que acabó desencadenando una pelea entre ambos. Luego abandonó el local junto a su amigo, pero regresó una hora después con un cuchillo jamonero de 20 centímetros de hoja con el que se abalanzó hacia el portero, que también está acusado por supuestas lesiones, logrando herirle en una mano.

El Ministerio Público atribuye al principal acusado un delito de lesiones con alevosía y pide para él doce años de prisión y prohibición de residir en Castell de Ferro, comunicarse y aproximarse a menos de 200 metros por un periodo de 20 años respecto a la persona a la que agredió provocándole la pérdida de un ojo.

A su acompañante, el fiscal le acusa de un delito de lesiones y de una falta de lesiones por los que pide cinco años de prisión para él y prohibición de residir en Castell de Ferro, comunicarse y aproximarse a menos de 200 metros de la persona a la que agredió. La Fiscalía también acusa al portero por golpearle, para el que solicita un año de prisión. Este juicio había sido señalado inicialmente para el pasado 20 de abril.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.