Viernes, 16 de Noviembre de 2018

            

A juicio este martes un acusado de estafar unos 2.600 euros desde su gestoría

Estafó presuntamente esta cifra a una empresa de carpinteros que le contrató para llevar las gestiones y la contabilidad

Juzgados de la Caleta | Foto: Enrique Díaz
E.P.


image_print

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada enjuicia este martes a un hombre de 54 años para el que la Fiscalía ha solicitado dos años y tres meses de prisión por supuestamente estafar, desde su gestoría, unos 2.600 euros a una empresa de carpinteros a la que llevaba “todas las gestiones relativas a la contabilidad, nóminas, seguros sociales y declaraciones fiscales”.

Según consta en el escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, esta empresa contrató a finales de 2013 a la consultoría de la que era representante legal y administrador el acusado, que se enfrenta a la citada pena de prisión por la presunta comisión de un delito de estafa continuada, del que también se acusa como persona jurídica a la gestoría, que haría frente, en caso de condena, y conforme a la petición fiscal, a una multa de 8.053 euros, con la consiguiente responsabilidad personal subsidiaria prevista en caso de impago.

El acusado, “amparándose en la confianza depositada en su persona” y “actuando movido por un evidente y manifiesto propósito de enriquecerse económicamente de forma injusta y en detrimento” de la empresa de carpintería, indicó una cuenta bancaria de su sociedad para la devolución de 3.192 euros del IVA del cuarto trimestre de 2015.

El ingreso en la cuenta, en la que figuraba el acusado como “autorizado”, se materializó el 26 de mayo, “aunque por un importe menor al indicado” –2.684 euros– por la deducción de una deuda con el Ayuntamiento de Granada, que le fue notificada días antes.

Ya iniciado el año 2017, la empresa de carpintería, “extrañada” por “la tardanza en el cobro de la indicada devolución, decidió acceder a la Oficina Virtual de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, constatando de esta forma cómo el ingreso-devolución indicado se había realizado en una cuenta bancaria que no era de su titularidad”.

“Idéntico proceder mantuvieron los acusados respecto de la presentación telemática de la declaración del IVA correspondiente al cuarto trimestre del año 2016”, esta vez por importe de 2.314 euros, “si bien, en este caso, no pudieron dar plena satisfacción a sus pretensiones”, una vez percatados los responsables de la empresa de carpintería del “ardid”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.