Domingo, 16 de Diciembre de 2018

            

A juicio este martes tres acusados de secuestrar a un hombre para cobrarle 25.000 euros

la Fiscalía solicita nueve años de prisión por el supuesto secuestro de un hombre en el barrio de Almanjáyar

Audiencia provincial | Fuente: ArchivoGD
E.P


image_print

La Sección Primera de la Audiencia Provincial juzga desde este martes a tres acusados a los que la Fiscalía solicita nueve años de prisión por el supuesto secuestro de un hombre en el barrio de Almanjáyar para cobrarle una deuda de 25.000 euros, habiéndole golpeado con armas simuladas y amenazado de muerte hasta que consiguió zafarse de ellos en un cajero automático al que le condujeron cuando les dijo que allí sacaría el dinero.

Los hechos se remontan al 20 de mayo de 2013, después de que el acusado al que la víctima debía supuestamente el dinero contrató a los otros dos procesados y a un tercer individuo no identificado para “conseguir cobrar tal dinero”. Sobre las 15,30 horas de ese día, el primero acudió a un bar del polígono Juncaril de Albolote, en el área metropolitana de Granada, donde había quedado con el supuesto deudor, según consta en el relato de hechos del fiscal en su escrito de acusación provisional, al que ha tenido acceso Europa Press.

Ambos se montaron en el coche del acusado y se trasladaron al garaje sito en el sótano de un inmueble de La Zubia, donde les estaban esperando los otros dos acusados y la persona no identificada.

“Una vez en el interior de dicho sótano, los tres acusados, puestos de común acuerdo, cerraron la puerta de entrada para evitar” que la víctima “huyera y comenzaron a golpear a este último en la cara, a la vez que le exigían que pagara el dinero que adeudaba”, indica el fiscal, que detalla que exigieron otros 25.000 euros “por las molestias del cobro”.

No dejaron supuestamente de golpearle “repetidamente” dándole puñetazos en la cara y patadas en el cuerpo, exhibiéndole una navaja de unos 20 centímetros de hoja, así como varias armas no determinadas, ni identificadas, pero “con apariencia de pistolas o revolver, mientras que le amenazaban con matarle si no pagaba”.

Habrían obligado también a este hombre, que reclama por daños y perjuicios sufridos, a hacer llamadas telefónicas a conocidos para obtener el dinero. Después, sobre las 22.00 horas de ese mismo día, le cubrieron la cabeza y fue trasladado hasta un piso del polígono de Almanjáyar de Granada, “donde le sedaron y lo encerraron para evitar que pudiera huir, apoderándose además de 150 euros que éste portaba”.

En la mañana del día 21 de mayo de 2013, los acusados habrían vuelto a actuar en los mismos términos, golpeando y amenazando con las armas simuladas a su víctima, “diciéndole que le iban a matar a él o a su mujer o a su hija”, detalla el fiscal.

“Muy asustado, les ofreció trasladarse hasta la Caja General de Ahorros de la localidad de Atarfe con el fin de sacar dinero de su cuenta y pagarles, a lo que los acusados accedieron”, llevándole en el coche antes citado, desde el que lo vigilaron cuando entró en la entidad bancaria. Sin embargo, éste no llegó a sacar el dinero y fue rescatado por la Guardia Civil “que ya había sido alertada previamente por familiares y conocidos”.

Para el Ministerio Público, los hechos son constitutivos de un delito de secuestro en concurso con otro continuado de amenazas condicionales, en concurso, a su vez, con otro de robo con violencia e intimidación, y de una falta de lesiones. Por el secuestro pide penas de nueve años para cada uno de los tres acusados, así como prohibición de aproximarse a la víctima a menos de 200 metros y comunicarse con él durante diez años. “Por la falta de lesiones no procede pena alguna al quedar despenalizada” en el actual marco normativo, añade el fiscal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.