Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

A juicio dos acusados de estafa por la venta de un piso que no construyeron

Le vendieron a una mujer un piso en un edificio en Motril que no se llegó a construir

Imagen ilustrativa de un edificio en construcción | Archivo GD
E.P


image_print

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada Fiscalía de Granada juzga este miércoles a dos acusados para los que la Fiscalía pide penas de tres y seis años de prisión por actuar “de común acuerdo” para supuestamente estafar a una mujer a la que vendieron un piso en un edificio en Motril que no se llegó a construir.

Según el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan al 23 de enero de 2006, cuando el acusado de 61 años, que es reincidente y se enfrenta a una petición de pena de seis años de prisión, firmó como representante de una sociedad limitada un contrato de compraventa con la querellante en virtud del cual “se obligaba a entregar a ésta una vivienda en la segunda planta del edificio que a tal efecto el acusado construiría” en Motril.

El precio pactado fue de 109.324 euros y, como señal, la denunciante entregó como reserva de la vivienda 3.005 euros y, posteriormente, el día de la firma del contrato, otros 6.010 euros. Se estableció como plazo para la entrega de la vivienda el mes de enero de 2007, si bien la “intención” de este acusado “no era la de construir un edificio de viviendas, sino la de crear esa apariencia y así obtener un dinero fácil de posibles compradores como la querellante”, relata el fiscal.

Para ello actuaba, siempre según el relato del fiscal, “de común acuerdo con el otro acusado”, de 68 años, que se enfrenta a una petición de pena de prisión de tres años y que, en nombre de otra mercantil, “era el encargado de vender la supuesta promoción de viviendas, y quien recibió de la querellante durante todo el año 2006 un total de 14.223 euros en concepto de comisiones de venta, reserva de piso y subrogación del contrato, cuando sabía que el edificio no se iba a construir”.

El edificio no se construyó y las cantidades no le fueron devueltas a la querellante, finaliza su relato de los hechos el fiscal que considera autores de un supuesto delito de estafa a ambos acusados pidiendo también para el reincidente una multa de 7.200 euros en caso de resultar condenado; y la solicitud del abono de una multa de 3.000 euros para el otro acusado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *