Domingo, 22 Octubre, 2017

            

7 pilares de Granada en los que saciar la sed | Vídeo

La ciudad cuenta con decenas de históricos 'manantiales' que se convierten en un bien muy preciado para granadinos y visitantes en época de altas temperaturas

Un ciclista rellena su botella de agua en el Pilar de Berta de Granada | Autora: Lupe Martín
Ángela Gómez | Imagen: Lupe Martín


image_print

Están ahí siempre. De hecho, desde hace muchos años e, incluso, siglos. Sin embargo, ahora en verano es cuando más los apreciamos. Agua gratis y fresca para aliviar nuestra sed en estos días de altas temperaturas o para rellenar nuestros botellines de agua como reserva. Granada cuenta con numerosos pilares, algunos están más a la vista que otros, aunque prácticamente todos guardan una historia tras sus caños.

Hoy os proponemos un paseo por algunos de los más antiguos e interesantes pilares de la ciudad desde el punto de vista histórico y de uso popular.

Pilar del Triunfo | Autora: Guadalupe Martín

PILAR DEL TRIUNFO

Aunque el nombre puede generar confusión por su ubicación (por el pilar que hay más próximo a los jardines del Triunfo), éste se encuentra en la confluencia de la calle Elvira con la Cuesta de los Abarqueros. Fue uno de los lugares de abastecimiento de agua más importantes de la ciudad. Su nombre se debe a que en la reconstrucción que se hizo en el siglo XVII, instalaron en la parte superior del pilar la pintura ‘El Triunfo de las Angustias’, una representación que, a día de hoy, se encuentra en la sede la Cofradía de la Borriquilla para su restauración. La imagen que hay ahora es una réplica.

Este lugar fue durante tiempo un espacio para el encuentro de las mujeres, para los aguadores y para el descanso y refresco de los viajeros.

En 2009 fue rehabilitado por el Ayuntamiento de Granada y la Consejería de Cultura, después de haber sufrido varios actos vandálicos.

Pilar del Toro, ubicado en Plaza Nueva | Autora: Lupe Martín

PILAR DEL TORO

Fue la última obra de Diego de Siloé y data del siglo XVI. Sin embargo, aunque ahora se encuentra en Plaza Nueva, este pilar, antes de 1940, se encontraba entre la Calle Elvira y Cárcel Baja.
Su agua, bastante fresca, ya es mundialmente conocida, pues muchos turistas hacen un alto en el camino para beber de uno de sus dos caños.

Un ciclista rellena su botella de agua en el pilar de Berta Wilhelmi | Fuente: Lupe Martín

PILAR DE BERTA WILHELMI

Es raro ver este pilar sin personas alrededor empuñando sus caños para saciarse antes de adentrarse en la Gran Vía granadina. Fue donado a la ciudad por los herederos de Berta Wilhelmi (1858-1934), una emprendedora alemana afincada en Granada que impulsó entre otros proyectos las primeras colonias escolares de la provincia y el famoso sanatorio antituberculoso de la Sierra de La Alfaguara.

Es una de las fuentes más visitas por los granadinos, quizá por su agua fresca, quizá por encontrarse en el corazón de la ciudad.

Pilar de la Escoriaza | Autora: Lupe Martín

PILAR DE LA ESCORIAZA

Se encuentra en la Cuesta de Escoriaza y se construyó en 1888. Se ubica en la recientemente denominada Placeta Joe Strummer, un guiño del Ayuntamiento de la ciudad al líder y guitarrista de la banda inglesa The Clash.

Este pilar coge el nombre de la propia cuesta que, a su vez, fue bautizada con el apellido del empresario Nicolás de Escoriaza. Este vizconde era propietario de la Huerta de Estefanía, un gran terreno que por propia iniciativa abrió para que la cuesta discurriera a través de ella y conectara la Alhambra con el Genil, hace un siglo ya.

Tiene tres caños y en el frontón superior hay una granada. También tiene una inscripción en la que se puede leer: “Reinando D. Alfonso XII, se construyó este pilar por recuerdo del Excmo. Ayuntamiento de esta capital. Siendo su alcalde Presidente D. Mariano de Zayas y Madrid. Año 1.888”.

Pilar de la Cuesta del Realejo | Autora: Lupe Martín

PILAR DE LA CUESTA DEL REALEJO

El viejo pilar renacentista de piedra de dos caños, del siglo XVI, preside el arranque de la Cuesta del Realejo, a las espaldas del Convento de Santa Catalina, aunque su primera ubicación fue en la calle San Juan de Dios.

Un vistoso azulejo de la Virgen de la Misericordia, iluminada por algunos farolillos protege esta fuente.

Cuenta la leyenda que en las Noches de San Juan, las mozas iban allí a lavarse la cara, convencidas de que sus aguas milagrosas las harían más bellas.

Pilar de San Cecilio | Autora: Lupe Martín

PILAR DE SAN CECILIO

Sin salir del Realejo, el pilar de San Cecilio se encuentra al pie de la torre de la iglesia que lleva su mismo nombre.

Es un pilar renacentista de piedra con pileta cuadrada y un poco deteriorada pues está cosido con grapas de hierro. Cuenta con dos caños y una inscripción que dice: “El Ayuntamiento de Granada acordó construir este pilar en el mes de noviembre de 1891, siendo alcalde accidental D. Luis Sanson Granados”.

Pilar de Don Pedro | Autora: Lupe Martín

PILAR DE DON PEDRO

Es uno de los pilares de la ciudad con más color. Aunque actualmente lo podemos encontrar en la Plaza del Padre Suárez, este ‘manantial’ del siglo XVI tuvo su sitio en una zona que hoy conocemos como Camino de Ronda.
En su nueva ubicación, se encuentra adosado al muro oriental de Capitanía (que fue el convento de San Francisco “Casa Granada”), de color granate, por lo que no suele pasar inadvertido.

El pilar se encuentra flanqueado por falsas pilastras en cuyos paños se encuentran los escudos de la ciudad.

Si no puede visualizar el vídeo, haga clic aquí:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *