Martes, 12 Diciembre, 2017

            

49 mujeres han muerto este año a causa de la violencia machista, dos de ellas en Granada | Vídeo

2017 es considerado el año con mayor número de niños asesinados por violencia de género contra sus madres, ocho en total | Se han realizado un total de 1.331 llamadas al 016 en nuestra ciudad en lo que va de año

Imagen ilustrativa | Foto: ArchivoGD
Amira Yousef | @ayousef_


image_print

El 25 de noviembre, no solo se recuerda a todas estas mujeres que por miedo, vergüenza o ignorancia sobre el significado de lo que ocurría, se callaron; sino que se recuerda y se defienden los derechos de toda mujer, con o sin hijos, a ser independiente, a caminar sin miedo por las calles oscuras, a tener la libertad de acabar una relación y empezar otra sin dudas ni temores.

Recordar esta fecha en 2017 no solamente será especial por recordar a las victimas de violencia de género, sino que también se recordará por ser el año en el que muchas victimas de acoso sexual se han atrevido a dar el paso para contar o denunciar su historia.

María, Noelia, Jessica o Ana Belén, son algunos de los nombres de las mujeres asesinadas en lo que llevamos de año. Lo que parecía una historia de amor para ellas, basada en los estereotipos de la pareja perfecta, fue derivando a una relación de maltrato, tanto físico como psicológico.

En España, en 2016, fueron 44 las mujeres asesinadas, 3 de ellas en Andalucía, dejando a 26 huérfanos y un menor asesinado. En 2017 llevamos 49 víctimas asesinadas, de las cuales 5 están en proceso de investigación,7 en Andalucía, dos de ellas en Granada. Ocho menores han sido asesinado, y 22 niños y niñas han quedado huérfanos por la violencia de género machista en España.

Un largo listado representa lo que viene siendo un problema sin solución prevista desde hace muchas décadas. Cada año, decenas de mujeres mueren a mano de sus parejas o exparejas.  En la mayoría de las ocasiones hay hijos de por medio, muchos de ellos suelen ser menores que acaban en centros de acogida, ya que no todos tienen luego a dónde o con quién ir.

Miedo y vergüenza, son las principales razones que hacen que el entorno no se implique, aunque vea claramente lo que esté ocurriendo. Pero, el desconocimiento es el mayor factor: “nunca vimos signo de nada”. “Se llevaban muy bien, eran una buena pareja”. “No se les escuchaba nunca discutir”, son algunos de los testimonios que se dan tras un asesinato. Muchas familias se callan porque creen en el argumento de que “se podrá arreglar el problema de puertas para dentro”.

Son muchas las mujeres que entienden como “normales” ciertos comportamientos por parte de su pareja, y que no lo son, y prefieren callar para no preocupar a sus hijos o seres más queridos.

La época de verano está considerada como la más asidua para que ocurran casos de violencia de género, ya que las parejas suelen pasar más tiempo juntas, debido a esta época estival.

2017, año con mayor número de niños asesinados

Según un Informe de Magnitudes en Materia de Violencia de Género, realizado por la Junta de Andalucía, tan solo en 8 de los 42 casos de muerte por violencia sobre la mujer acaecidos en el territorio nacional en el año 2017 había denuncia previa, existiendo además en 4 de ellos medida de protección en vigor.

La estadística hecha pública por el Observatorio contra la violencia doméstica y de género refleja que un total de 40.366 mujeres figuran como víctimas de violencia de género en el conjunto de las denuncias presentadas en el segundo trimestre de 2017.

2017 es considerado el año con mayor número de niños asesinados por violencia de género contra sus madres. Frente a los ocho niños asesinados por esta causa este año, en 2016 se registró una víctima; en 2015 y 2014, cuatro; seis en 2013; en 2011, dos; y cuatro en 2010. El único año en el que no hubo que lamentar muertes fue 2012, según el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial

Uno de los problemas más graves, es que los casos de violencia de género cada vez se dan a más temprana edad. Y, según datos consultados en la página del Poder Judicial, los juzgados de menores enjuiciaron en 2016 por delitos en el ámbito de la violencia contra la mujer a 179 menores de edad, 21 más que el año anterior. Se impusieron medidas en 164 casos, 132 relativos a menores españoles y 32, a menores extranjeros.

 

Foto de mujeres en las calles de Granada | Imagen: Justa Aros

 

Llegados a este punto, la sociedad se plantea un cambio que debe haber en la educación, tanto en casa como en los centros escolares. Premisas como la igualdad y el respeto, son algunas por las que se debe luchar a la hora de educar.

Muchas adolescentes se dejan guiar por los estereotipos mostrados en películas o series de parejas formadas por “el chico malo que conquista a la chica buena”. Ella se deja “seducir” por sus palabras de “amor y protección”, pero se olvidan los elementos de violencia que pueden estar detrás de ese cliché.

SEÑALES PARA DETECTARLO

Cada caso de violencia es un mundo diferente, con sus principios y sus finales. Sin embargo, se dan una serie de acciones comunes por parte de la persona maltratadora y que deben poner en alerta a la víctima;

  •  Intenta aislar a la víctima de sus amigos, hablando mal de ellos o diciendo directamente que “no le gustan”.
  •  No quiere que vayas a ninguna parte sin él.
  • Muestra indicios de celos, desconfía de la víctima por todo lo que hace o dice.
  •  Su carácter cambia en público, montando discusiones delante de la gente, avergonzando a la víctima.
  • Controla la manera de vestir, maquillar y comportamiento de la victima.
  •  Te ha pegado o empujado alguna vez.
  •  Se burla de la víctima y la ridiculiza, diciendo que no vale para nada
  •  Amenaza con dejar a su pareja si no hace lo que quiere.
  •  Hace promesas de cambio que luego no cumple.
  •  El maltratador difunde imágenes o insultos que tienen que ver contigo por redes o a través de mensajes sin el permiso de la víctima.

Dos de los factores que suelen agraviar la agresividad del maltratador hacia la victima son el móvil y las redes sociales, ya que se convierten en elementos con los que controlar a la pareja. Este aspecto se da mucho en los jóvenes, ya que tienen muy presente las nuevas tecnologías en su vida.

En Granada, solamente este año se han realizado un total de 1.331 llamadas al teléfono nacional de atención a la violencia de género: 016, 66.268 llamadas en todo el territorio español, según un informe del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Además, existen diversos centros abiertos para la acogida de estas víctimas. El centro Municipal de Información de la mujer, en Mondragones, es uno de ellos. Atendió el pasado año un total de 554 mujeres, y en lo que va de año ya son 497 las usuarias atendidas. La media de edad está en torno a los 41 años: con 16 la más joven atendida y con 84 la mayor. 64 de estas mujeres tienen hijos y el 18% son inmigrantes.

Pareja se abraza sentados en un banco | Imagen: Amira Yousef

 

HAY SALIDA

Recurrir o hablar con alguien sobre el tema es el primer paso para salir de una relación de este tipo, dejando los miedos a un lado. También se puede llamar al 016 o acudir a asociaciones que acojan a las personas que sufran este tipo de violencia. Asociaciones como ANAR también sirven para orientar, sobre todo a la gente joven.

Además, por parte del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se están llevando a cabo campañas de concienciación, como la reciente ‘HAY SALIDA’, que ayudan a las víctimas con mensajes de esperanza a dejar el horror atrás, y con las que se pretende transmitir el apoyo total en todo momento.

 

Si no puede ver el vídeo, haga click aquí

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *