Viernes, 20 Julio, 2018

            

2.500 alumnos de Atarfe participan en la carrera solidaria para dotar de agua y materiales a un colegio de Togo

Cada participante ha contribuido con al menos 1’5 € en el momento inscribirse en la carrera | El acto lleva celebrándose seis años

Línea de salida de la carrera | Fuente: Gabinete
Gabinete


image_print

Unos 2.500 alumnos de los centros escolares e institutos de Atarfe han participado esta mañana en la tradicional carrera solidaria que organizan las Escuelas Profesionales Sagrada Familia (SAFA) en colaboración con la Concejalía de Educación.

Alumnos de los ciclos Infantil, Primaria y Secundaria han recorrido las calles del pueblo y disputado carreras en las instalaciones deportivas del Ayuntamiento para recaudar fondos que permitan construir un pozo y dotar de pupitres a un colegio situado en el pueblo de Kawa, al norte de Togo.

Cada participante ha contribuido con al menos 1’5 € en el momento inscribirse en la carrera que se viene celebrando en Atarfe desde hace 6 años y en la que participa la totalidad de la comunidad educativa.

El director del colegio SAFA, José Ángel Campos, ha explicado que se trata de una “jornada festiva con un fin solidario” que, al igual que anteriores ediciones, “pretende educar a nuestros alumnos en valores de solidaridad y conciencia social”.

La concejal de Cultura del Ayuntamiento de Atarfe, Fabiola García Montijano, ha destacado las campañas de sensibilización que se realizan en los colegios gracias a la labor del profesorado”. “Desde el Ayuntamiento apoyaremos toda iniciativa que promueva la cultura de la solidaridad con los más necesitados”, ha subrayado Fabiola García Montijano.

Nuria Granados, voluntaria y colaboradora en un hogar donde viven niños de la calle, se ha encargado de informar en los días previos a la carrera de la campaña solidaria en los centros educativos de Atarfe.

Alumnos de once colegios de Granada contribuyeron con distintas acciones a la construcción de un colegio que se inauguró en agosto de 2017 y ahora, según explica la voluntaria y vecina de Chauchina, es imprescindible contar con un pozo para dotar de agua a los servicios y comprar pupitres nuevos.

El envío del dinero se realizará a través de la Fundación Proyecto Don Bosco y de un colectivo de misioneros salesianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.