Viernes, 20 enero, 2017

11 Remedios para la afonía

Gárgaras, miel, romero o incluso sal son algunos de los elementos para tratar esta patología de la voz

Limones para cuidar la afonía | Foto: Archivo


image_print

La afonía es una patología que suele afectar en épocas de mayor inclemencia meteorológica, aunque se puede dar también en periodos de verano. Suele convertirse en algo crónico si no se sabe tratar de la forma adecuada. Aquí compartimos algunos remedios que pueden ayudar a recuperar la voz.

1. Remedio con caldo de puerro 

El puerro tiene propiedades idóneas para la recuperación de la voz en caso de afonía, y para preparar este remedio con caldo de puerro, tienes que trocear 2 puerros grandes y ponerlos a hervir en un litro de agua durante 20 minutos. A continuación, tienes que colar el caldo y tomarlo a lo largo del día, preferiblemente caliente.

2. Remedio con Gárgaras con agua y limón 

El limón tiene propiedades antisépticas, por lo que está muy indicado en este caso. Para preparar este remedio con agua y limón, tienes que exprimir un limón y añadirlo a un vaso de agua que esté a punto de hervir. Debes mezclar bien, y dejarlo enfriar un poco para no quemarte. A continuación, tienes que hacer gárgaras con este líquido dos veces al día mientras dure la afonía.

3. Remedio con Gárgaras con limón y bicarbonato

Para preparar este remedio con limón y bicarbonato de sodio, tienes que poner a calentar un vaso de agua, y cuando esté a punto de hervir, tienes que retirarlo del fuego y añadirle el zumo del limón y media cucharadita de bicarbonato de sodio. A continuación, tienes que remover bien para que se mezcle y para enfriarlo un poco, y tienes que realizar gárgaras con este líquido una vez al día para aliviar la afonía.

4. Remedio con Gárgaras con romero 

El romero tiene propiedades antisépticas, que te ayudarán en este caso. Para preparar este remedio con romero, tienes que añadir una cucharada de romero en una taza de agua que esté hirviendo. A continuación, tienes que tapar la infusión y dejarla reposar unos cinco minutos antes de colarla. Tienes que hacer gárgaras con el líquido resultante varias veces al día para notar la mejoría.

5. Remedio con gárgaras de agua con sal 

La sal tiene un efecto antiséptico, por lo que te servirá de ayuda. Para preparar este remedio con agua y sal, tienes que calentar una taza de agua y añadirle una cucharada de sal, removiendo bien para que se disuelva completamente. A continuación, tienes que realizar gárgaras con el líquido, sin tragártelo para ir recuperando la voz.

6. Remedio con Gárgaras de eucalipto 

El eucalipto tiene propiedades balsámicas, por lo que es un buen aliado para recuperar la voz. Para poner en práctica este remedio con eucalipto, tienes que añadir una cucharada de hojas de eucalipto a una taza de agua que esté hirviendo. A continuación, tienes que dejar reposar la infusión tapada unos cinco minutos, y colarla después para separar los restos de las hojas. Tienes que realizar gárgaras con el líquido resultante varias veces al día hasta que te recuperes.

7. Remedio con gárgaras de salvia 

La salvia tiene propiedades antisépticas, por lo que resulta muy adecuada para dolencias como la afonía. Para beneficiarte de esta propiedad y poner en práctica este remedio con salvia, tienes que poner a calentar una taza de agua, y cuando rompa a hervir, añadirle una cucharadita de salvia. Deja reposar unos 5 minutos y cuélala para separar los restos de las plantas. A continuación, tienes que realizar gárgaras con la infusión resultante.

8. Remedio con Infusión de clavo, miel y limón

Para beneficiarte de estas propiedades antisépticas del clavo y el limón, y las propiedades balsámicas de la miel, y preparar esta Infusión de clavo, miel y limón, tienes que hervir, durante 10 minutos, en un litro de agua un puñado de clavos de olor. A continuación, y después de dejarlo reposar unos minutos, y colar la infusión para retirar los clavos, tienes que añadir el jugo de un limón pequeño y 1 cucharada de miel. Tienes que beber una taza tibia antes de acostarse para aliviar los síntomas.

9. Remedio con Jengibre, miel y limón 

Para beneficiarte de las propiedades antisépticas del jengibre y el limón, y las propiedades balsámicas de la miel, y preparar este remedio con jengibre, miel y limón, tienes que poner a calentar agua, y cuando rompa a hervir, tienes que añadir un trocito de raíz de jengibre rallado, manteniéndolo a fuego suave durante unos 5 minutos. A continuación, tienes que dejarlo reposar unos minutos y añadirle a la infusión el zumo de medio limón y una cucharadita de miel, removiendo para que se disuelva bien. Tienes que tomar la infusión calentita, un par de veces al día, hasta que los síntomas desaparezcan.

10. Remedio con leche con miel 

El remedio de leche con miel, que le aporta un efecto balsámico, es uno de los más populares y sencillos que existen para recuperar la voz. Para ponerlo en práctica, tienes que calentar un vaso de leche y añadirle una o dos cucharaditas de miel, remover hasta su total disolución y tomar despacio. Puedes repetir esta acción varias veces al día, hasta que consigas recuperar poco a poco la voz.

11. Remedio con limón y tomillo 

Para preparar este remedio con limón y tomillo, tienes que poner a calentar una taza de agua, y cuando rompa a hervir, añadir la cucharadita de tomillo, tapando la infusión y dejándola reposar durante 10 minutos. A continuación, tienes que colar para separar los restos de la planta y añadir el zumo de medio limón y una cucharada sopera de miel. Puedes tomar un par de tazas al día hasta que recuperes la voz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *